miércoles, 29 de agosto de 2007

Día 3 del cuarto ciclo

Hoy me retiraron la bomba de infusión temprano. Me hice presión en el reservorio durante un buen rato, como me indicaron para evitar la gotica de sangre de la última vez, y no salió nada.

Dimos unas vueltas por ahí hasta la hora del almuerzo y fuimos a conocer un nuevo restaurant que está al lado de la bomba de gasolina de La Floresta. Se llama Roma mía, y está bien agradable. Muy buena atención, y buena comida, además de variada. Italiana, por supuesto, con pizzas y platos tradicionales italianos, y algunos más creativos o en los que se combinan sabores de allá y de acá: Jorge se comió un asado negro con penne cuatro quesos (¡buenísimo!); Carmen un risotto de salmón y pimentones, y yo un pollo relleno con queso de cabra. Abrieron hace apenas un mes, así que no aparece todavía en Internet, ni siquiera en la Guía Gastronómica de Miro Popic.



Después de mi operación pasé unos cuantos días de reposo, naturalmente, leyendo mucho y viendo televisión y películas en DVD, pero de un tiempo para acá también he estado trabajando algo: un par de sitios web para dos amigos: Pablo Ríos Cabrera, Vicerrector de Investigación de la UPEL, y Luis Zea, guitarrista de renombre internacional. También en los sistemas de inscripciones para la Jornada Anual de Investigación del Instituto Pedagógico de Caracas, y para la VI Media Marathon Ciudad de Barquisimeto (de esta última la parte de diseño gráfico es de un amigo de allá: Víctor Parra) .

3 comentarios:

  1. Hola Alejandro,

    Que bueno que la situación de la gota desapareció, me parece que estabas a la expectativa en esta oportunidad.

    A futuro, de este blog pueden salir varias publicaciones, una de ellas tus recomendaciones gastronómicas, el Roma Mía suena estupendo, le voy a proponer a unas amigas visitarlo, ya que tenemos una celebración pendiente.

    La información sobre lo que trabajas en estos momentos también enriquece el blog, el diseño del maratón en Barquisimeto se ve muy bien, es posible que en la página de Luis Zea aparezca la información en español?

    Un abrazo

    Julia

    ResponderEliminar
  2. Julia:

    Sí, la gotica me preocupaba un poco, pero qué bueno que ya sé que se puede controlar.

    En cuanto a restaurantes de la zona de Los Palos Grandes, hay uno que creía haber comentado, pero no es así. Se llama Come a casa, y queda en la 1a. Av. de Los Palos Grandes (como a media cuadra subiendo del hotel Altamira Suites, pero el sentido de la circulación es bajando). Éste nos gusta todavía más que Roma Mía, y es algo más caro también. Si acaso vas, un postre estupendo es la pannacotta con coulis de frutas (también lo sirven con nutella).

    El diseño gráfico del maratón es de Víctor Parra, profesor del IPB. Mi trabajo allí fue el montaje y la programación de todo lo que tiene que ver con las inscripciones. El sitio de Luis Zea es una versión preliminar que él necesitaba para hacer un contacto con una institución que podría invitarlo a dar unos conciertos en EEUU. Por eso está solamente en inglés por ahora, pero pronto la completaremos.

    Un abrazo,
    Alejandro

    ResponderEliminar
  3. Ah, encontré un comentario sobre Come a casa en otro blog que se llama Lavativario
    No tuve la misma impresión sobre los postres, aunque la última vez la pannacotta estaba un poco menos cremosa que de costumbre. Se lo comenté al dueño y me dijo que en esos días estaban teniendo problemas para conseguir los lácteos que siempre usaban, y de allí la diferente textura del postre. Espero que ya eso esté resuelto.

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro