jueves, 2 de agosto de 2007

Día 3 del segundo ciclo

Miércoles 01/08/2007

Fui liberado de la bomba de infusión temprano en la mañana, a pesar de que había empezado hacia las 3 de la tarde. Si la infusion dura 22 horas, debería haber terminado como a la 1 p.m. Sin embargo, a las 8 a.m. ya la bolsita de suero estaba vacía, "chupada" completamente. No sé cuan importante pueda ser que se cumpla el tiempo completo para la efectividad del tratamiento. Preguntaré...

Me encontré en la sala de espera para la consulta con una señora joven que iba para su primer control después de terminar el mismo tratamiento que estoy recibiendo: Folfox 4. Está muy bien, y feliz de haber terminado. Tiene todavía el cateter en su lugar, justamente a la espera de este control que deberá decir que ya no lo va a necesitar.

Lo bueno es que me contó que se lo implantaron bajo sedación completa, es decir, que se despertó cuando ya lo tenía puesto y no se enteró de ninguno de los detalles del proceso que conté en la primera entrada del blog: "Comenzando...". Por supuesto que ya tengo el nombre y el número del consultorio del cirujano que se lo puso para que me lo retire a mí. Si se puede hacer de esa manera, lo prefiero mil veces. No es propiamente anestesia general, es uno de esos "cocteles" como los que se usan para colonoscopia o gastroscopia (no dejen que se las hagan despiertos. Nunca me las han hecho así, pero he oído los cuentos).

El comienzo de su quimio fue muy parecido al mío, me habló inclusive de esa molestia estomacal vaga, difusa, que no termina de ser un dolor de estómago, ni acidez, pero que está allí (en este segundo ciclo ha sido menor, he sido también más conservador con la comida). Hacia la mitad de su tratamiento tuvo una intoxicación por la medicación, que se combinó con una infección coliforme. Le rebajaron la dosis (creo que se la repartieron en dos semanas, en lugar de dársela toda en días 1 y 2, se la dividieron en 1, 2, 8 y 9, o eso le entendí). La trataron para la infección, la hidrataron y pudo continuar de allí en adelante sin problemas. Me cuenta que engordó mucho, que la Dexametasona le producía mucha hambre (en mi no ha tenido ese efecto todavía, o no sé si es que yo he sido comelón desde siempre). Apenas terminó la quimioterapia, hace como un mes, empezó a rebajar naturalmente.

Algunas notas sobre la alimentación:
No sé si he contado que las recomendaciones de mi cirujano fueron: evitar las grasas, los granos -al principio- y moderación con el alcohol. Transcribo a continuación un fragmento del libro de Simonton, "Sanar es un viaje":
La dieta es una parte importante en el proceso de recuperación, porque nuestra capacidad natural de sanar depende de una nutrición adecuada. Las directivas que ofrecemos en el Centro [Simonton Cancer Center, en Pacific Palisades, California] en lo tocante a la nutrición son básicas y bien conocidas.
En resumen, los elementos básicos son los siguientes:
  • aumentar el consumo de fruta y verdura, especialmente frescas;
  • dar preferencia a la carne blanca sobre la carne roja;
  • consumir alimentos ricos en fibra;
  • consumir menos azúcar, menos sal, menos grasas y aceites;
  • cafeína: el equivalente de dos tazas de café por día o menos;
  • alcohol: el equivalente de dos copas (60 gramos de licor) por día o menos.
Obsérvese que se trata de unas directrices generales que dan margen para una amplia variedad de opciones.

(Capítulo 5: El plan de dos años para sanar - el establecimiento de objetivos para la recuperación)

5 comentarios:

  1. Alejandro:
    Me encanta saber que te está yendo bien con el tratamiento.
    Siempre leo tu blog (aunque no escriba), para estar al día contigo.
    Sé que la pasaron muy bien el fin de semana, en el combo graduación/ cumpleaños.
    Un abrazo y beso gigantes,
    Valeria

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, querida Valeria por estar pendiente!

    Sí, las celebraciones ha seguido. El tratamiento no impide celebrar las cosas buenas que pasan. ¡Más bien, ayuda hacerlo!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Ahora que hablaste de cuentos dolorosos , aunque no venga al caso, ¿te dije alguna vez que a Luis Zea le sacaron dos cordales sin anestesia porque se acabo cuado le estaban sacando las 4 de una vez en el clinico? El asuto parece un "cuento de la cripta" (escribi claramente "de la cripta", no "de la QUINTA", por si)
    Gran Gu, si mal no recuerdo, tu has sido comelon desde siempre, incluso en tu epoca de vegetariano acerrimo, asi que no le eches la culpa a la quimioterapia!
    Para quienes puedan leer este blog, tal y como lo colocaste, pues les digo que prefiero, ahora, por supesto, la comida baja en sal y baja en azucar. Cuando comence a comer bajo de sal y de azucar, hace ya ni se cuanto, resulto una experiencia fascinante. Tengo la impresion de que no conocia los sabores de los alimentos. Por poner un ejemplo ¿hay algo mas dulce que un buen trozo de patilla, roja fesquita? Yo creo que no, asi que ¿para que o por que echamos a perder su sabor poniendole azucar?
    Y si, Alejandro, ya se que estoy fastidioso, pero ¿ya dejaste de tomar cafe o lo redujiste considerablemente?

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué mala experiencia debe haber sido la de Luis!

    ¡Tienes razón! ¡siempre comelón!, sin ninguna intención de que rimara.

    De acuerdo con los sabores, no entiendo que nadie le ponga azúcar a la patilla ni al melón, y con menos sal y azúcar se aprecian mejor los sabores, sin duda.

    Te cuento que en las últimas dos semanas me habré tomado unos tres cafés. Estoy tomando té verde con el desayuno y la cena, y ya casi que me gusta, y todo. ¿Cuántas cervezas sin alcohol y tibias te has tomado tú? ;-)

    ResponderEliminar
  5. cuantas cervezas sin alcohol y tibias?
    esteeeeee bueh....unas... eeeeeeh...
    y como esta el tiempo por tu casa?
    mucho sol?

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro