lunes, 6 de agosto de 2007

Día 8 del segundo ciclo

Lunes 06/08/2007

Hoy tuve mi control semanal con la Dra. Arbona. ¡Todo bien! Los resultados de mis valores sanguíneos son totalmente normales. Aún sin la aplicación de las vacunas de Granocyte mis valores de plaquetas y leucocitos están muy bien (según el esquema original me corresponderían cuatro vacunas entre los días 7 y 10; no harán falta tampoco este segundo ciclo).

Hoy me topé nuevamente con la amiga -Mary- que terminó recientemente su Folfox, y ya le dijo su médico que puede retirar su catéter. ¡Qué felicidad!



Algunas precauciones:
Como al estar en tratamiento de quimioterapia las defensas pueden bajar, hay que tener sumo cuidado de evitar cualquier posible infección, herida, contaminación, etc. Para ello:
  • Dejar cualquier tratamiento odontológico para después de terminar la terapia (salvo verdaderas emergencias). Hasta una limpieza dental puede hacer que pasen bacterias al flujo sanguíneo. Antes de operarme me estaban trabajando unas coronas. Recientemente se me cayó una de las temporales que tenía ya puesta y tuve que ir a que me la colocaran nuevamente, pero el resto del procedimiento tendrá que esperar a enero.
  • No comer nada crudo en la calle, ni siquiera en restaurantes, y mucho menos en puestos callejeros de perros calientes y hamburguesas. Yo siempre he sido muy confiado en mi estómago de hierro y no me importaba tomarme un jugo de naranja en un puesto callejero al bajar del Avila, o comerme un perro caliente en la calle con ensalada y demás salsas, que me encantaban. Ahorita me pongo medio paranoico y me pregunto ¿con qué agua lavaron ese repollo?, más aún: ¿lavaron ese repollo? En los restaurantes, evito hasta las ensaladas; en un buen restaurante se supone que cuidan muy bien la higiene de los alimentos que sirven, pero prefiero comerme las ensaladas en mi casa donde sé cómo se lavaron las lechugas, cuánto tiempo estuvieron en remojo en agua con vinagre. Es mejor evitar cualquier riesgo.
  • En los baños públicos (aún los de las clínicas) me aterroriza ver con qué frecuencia los señores (me imagino que las señoras serán más cuidadosas) salen del baño sin lavarse las manos. Y con esas manos tocan la manilla de la puerta que yo mismo voy a usar para salir. Ahora trato de abrir la puerta con un pedazo de papel. Me siento como Mr. Monk, el detective germofóbico de la televisión (en realidad es todofóbico), imaginando todas las posibles fuentes de contaminación que nos acechan

5 comentarios:

  1. Gran Gu!
    Creo que, por razones obvias, debes cuidarte,pero tambien, creo yo, no debes exagerar con el asunto. Las bacterias estan, y estaran, por mucho tiempo. Si lo analizas bien, estan antes que nosotros y, mucho tiempo despues que pelemos gajo, o sea, fallezcamos, o sea, estiremos la pata (pa quienes la estiren, hay quienes no) pues, las bacterias seguiran alli. Un ejemplo simple ¿por que el perro de mi tia se enferma con salmonella si apenas sale a la calle media hora al dia y el perro callejero de enfrente no se enferma de nada? Y el de enfrente come basura y el de mi tia come perrarina importada, que no me se ni el nombre, ni el precio!!!.
    No te pongas tipo monk, digo yo, no creo que de verdad te ayude. Tampoco es que vas a meterte a nadar en el Guaire ok? Pero un ambiente muy aseptico (o esceptico jajaja), te hara mas susceptible, e indefenso, a las bacterias

    ResponderEliminar
  2. Ronald:

    La paranoia me durará mientras dure la terapia y con ella la posibilidad de que mi defensas bajen, lo que hasta ahora afortunadamente no ha ocurrido. Siempre es posible que la acumulación de químicos en mi cuerpo tenga ese efecto. Mientras tanto, prefiero exagerar. Después, ya será otra cosa.

    ResponderEliminar
  3. Hola

    Estoy de acuerdo con Tibu, no hay que ponerse tipo Monk, quizás no tan descuidado como es uno cuando cree que está sano, lo que es bueno tener es un pote de pureza de los pequeños y cargarlo en el bolsillo, en el carro, en la cartera y luego de cualquier sospecha de un "ataque de bacterias" un poquito en las manos o en la cara luego de un saludo afetuoso pero peligroso y listo.

    Con respecto al odontólogo, el doctor Omar (nuestro odontólogo) lo que recomienda en estos casos es antibiótico antes de la visita, el indica que tipo según el tratamiento, es importante las visitas al odontólogo de control, ya que cualquier cosita puede complicarse de manera importante, siempre hay que informar previo al odontólogo de la misma y el realizará las indicaciones previa a la misma para evitar contratiempos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Me estaré pasando con las precauciones?

    Eso de cargar un pote de pureza en el bolsillo, la guantera o la cartera suena poético y surrealista. Supongo que te refieres a esos geles para lavarse las manos sin agua, ¿no? Si no, tendrían que vender también potes de esperanza, de optimismo, y de alegría... ¡Serían tremendo negocio!

    ResponderEliminar
  5. Si alguno de ustedes averigua como hacer los fulanos potes, avisenme, que voy pegado en ese negocio!!! Y bueno, la verdad Gran Gu, creo que si se te va la mano... Digo yo, creo que lo mejor que puedes hacer es hacerle caso a tu cuerpo y no a tu cerebro. Generalmente el cuerpo sabe mejor que es lo que le hace falta. Claro, luego metemos la pata pensando!

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro