viernes, 7 de septiembre de 2007

Día 11 y 12 del cuarto ciclo

Esta mañana (día 12) fui al Hospital Domingo Luciani a buscar los medicamentos para los ciclos 5 y 6. Como había ido el pasado 15 de agosto, tenía la cuenta sacada para recibirlos hoy y no tener que pedir prestado a Arsuve. Cuando llegué allá, la persona que me atendió en la computadora me dijo que había ido dos días antes de tiempo. Pues resulta que el sistema no cuenta los 28 días del ciclo sino 30, vaya usted a saber por qué. Tuvo que consultar con el coordinador del servicio y, afortunadamente, me desbloquearon en la computadora para poder entregármelos hoy. La próxima vez me toca ir el 7/10, y puedo ir hasta 5 días antes. Si voy el viernes 5 no habrá problemas para comenzar el séptimo ciclo el lunes 8. No tenían la Leucovorina, pero me dieron el teléfono de la farmacia de allá para que llame el miércoles próximo a ver si ha llegado. Así que llevé la cavita con hielo a pasear (la Leucovorina hay que mantenerla en frío). De regreso paré en Locatel para comprar los sueros, los macrogoteros y las otras cosas de la premedicación: Dexametasona y Ranitidina.



Esta tarde tuve mi consulta con el Dr. Hoffmann, el cirujano que me operó. ¡Todo bien, también por allí! Me examinó la herida y la encontró muy bien. Como la cicatriz se ve un poco gruesa, me dijo que al terminar la quimioterapia podría infiltrármela con no-sé-qué para hacerla menos visible. Me indicó comenzar a hacer ejercicios suaves para los abdominales para ir fortaleciendo esos músculos. También me dijo que el antígeno carcinoembrionario está perfecto en ese valor.
Hablamos de mi catéter y me dijo que él los pone y los quita bajo sedación, así que lo más seguro es que me lo quite él cuando ya haya terminado el último ciclo.

4 comentarios:

  1. Que alegria Alejandro,
    Es buenisimo leer tu blog y encontrar puras noticias buenas.
    Imagino que deben estar muy contentos.
    Cuando contastes lo del nivel del antigeno, imagine que era normal. Ya que el valor experimental 0 o cercano a el es muy dificil de obtener (como tal no existe en el meson). Por eso es que siempre recomiendan hacerte ese tipo de examenes en el mismo laboratorio, y asi tu medico puedo evaluar la tendencia de los resultados, y no los valores absolutos, como tal.
    Por cierto, este enlace que te copio aqui http://www.cancer.org/docroot/ESP/content/ESP_5_1X_Tratamiento_10.asp? de la Sociedad Americana del Cancer (en español) esta muy bueno. Seguramente ya lo conocias, y muchas de las cosas que explicas en este blog son tambien mecionadas alli. Queria compartirlo contigo, sobre todo porque tiene mucho mas enlaces a otras organizaciones que te podrian ser utiles, y tambien te puedes registrar y asi recibir informacion.
    Disfruten el fin de semana.
    Muchos besos para los Vasquez-Perez,
    Valeria

    ResponderEliminar
  2. Muy bien! eso quiere decir que ya estas listo para hacer mas ejercicio ¿cierto? y creo que seria de utilidad para quienes leen este blog el saber cual es el no-sé-qué que te pueden infiltrar para hacer menos visible la herida, asi que te sugiero que en tu proxima visita al cirujano, obtengas la informacion para colocarla. Para la proxima vez que veas que tienes la cavita, ya con hielo y la estes paseando y finalmente, no hagas nada con ella, pues metele unas birras y te vienes a mi casa para que me veas tomandomelas!

    ResponderEliminar
  3. Valeria:

    Sí, seguimos muy contentos, por los resultados y por lo bien que me sigo sintiendo. El enlace que me mandaste no lo conocía, aunque sí bastante de la información que allí encontré. Claro que hay también unas cuantas cosas nuevas para mi. Además, muy completa. Como aquí en los comentarios aparece incompleta (yo veo el enlace hasta /ESP_5_1X_, y faltan algunos caracteres, voy a poner el enlace completo en la próxima entrada del blog, por si alguien está interesado.

    Hemos disfrutado del fin de semana: ayer fuimos a celebrar en La Cita, en la Candelaria, el fin de la terapia de Jorge (puedo comentarlo aquí porque la abuela Zenobia ya está enterada. Más adelante echaré el cuento en el blog). Fuimos con los Martínez, los papás de Ónix. Comimos todos buenísimo. Pura comida española: mucho pescado y mariscos, y un cocido gallego monumental que se metieron los Martínez. Y hoy almorzamos en casa con tu padre, la abuela, Ileana y Arturo, un pebre de pollo que yo preparé. Ya lo he hecho varias veces con una receta de una colección de fascículos de cocina venezolana que sacó El Nacional hace como dos años. La acabo de encontrar en Internet, básicamente igual. Creo que la sacaron de los mismos fascículos, mochándola un poquito. El pollo resulta con un sabor parecido al de las hallacas: Pollo al pebre. Yo digo que no hace falta el aceite onotado.

    Besos,
    Alejandro

    ResponderEliminar
  4. Tibu:

    ¡Cierto! No solo estoy listo para hacer más ejercicio, sino que debo hacerlo. Tengo que luchar contra mi tendencia natural a la inactividad física.

    Logré recordar con ayuda de Internet cuál es aquel no-sé-qué: Kenacort. Aquí va un enlace sobre tratamientos para cicatrices hipertróficas o queloides.

    El miércoles tengo que llamar a ver si llegó el medicamento. Si acaso me dicen que llegó y después que estoy allá, me embarcan, pues buscaré las birras para no perder el hielo. Te llamo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro