lunes, 3 de septiembre de 2007

Día 8 del cuarto ciclo

Hoy tuve mi consulta semanal con la Dra. Arbona (en la foto). Mis valores sanguíneos están perfectamente normales. Estoy esperando el resultado del antígeno carcinoembrionario, que debe estar listo para el miércoles en la mañana. Este examen me lo hicieron por primera vez antes de la operación, con el perfil pre-operatorio, y su valor fue de 0,7. Estando en tratamiento de quimioterapia, no debería haber mayor variación, supongo yo. Debo llevárselo a mi cirujano, el Dr. Hernán Hoffmann el próximo viernes cuando tengo cita de control con él (ya se cumplen tres meses de la operación).

Le consulté a la doctora algo que olvidé comentar ayer: al estirar el brazo derecho de cierta manera, cruzándolo sobre el pecho, sentí un dolorcito -como un ardor- en el lugar donde tengo el reservorio del catéter. Volví a sentirlo en varias ocasiones más, siempre al hacer ese tipo de movimiento, al quitarme la franela, al bañarme... No le dio mayor importancia. Me dijo que el reservorio se adhiere al músculo en el pecho y que con ciertos movimientos podría desprenderse un poco, lo que produce ese dolor, pero que pasará. De hecho, ya me ha molestado menos. De todas maneras trato de tener cuidado con ese movimiento.

En esta ocasión no tuvimos que esperar tanto como de costumbre: a las 12 m. ya estábamos saliendo de la consulta.



En la sala de espera comencé a leer un libro de Norman Cousins que me regaló mi hermano Enrique: Principios de autocuración. Cousins escribió antes de éste, Anatomía de una enfermedad, en el que narra su propia experiencia con la risa como medio de sanación de un grave mal que lo aquejaba. Más adelante lo podré comentar.

3 comentarios:

  1. Aaaaaaaaaaaah! Ratatouille! quetremenda pelicula! La disfrutamos muchisimo Gran Gu (a mi esposa tambien le encanto) Asi que, por lo que veo, a los lectores de este blog les fascino la pelicula! al menos los que ya lo han manifestado,por lo que aprovecho de recomendarsela a toda aquella persona que se de un paseo por aca. En estos dias de mi ausenciaveo que el blog tambien ha servido para piropear a Valeria y como yono soy menos que los demas, pues tambien te piropeo: eres muy linda! Claro, no te digo mas, no vaya a ser que mi anaconda personal lea este blog y se ponga celosa! De las peliculas que mencionaste antes Gran Gu, no conozco la de Big Night ¿me la recomiendas? Si la tienes, please dile a Jorge que me anote con una copia por alli. El Festin de Babette, para mi, es una verdadera oda al arte,no solo al arte culinario que tanto disfrutan los comelones al estilo de alguien (cuyo nombre no mencionare) sino para todo arte. Gran Gu ¿le preguntaste a la Dra si ese movimiento podrias hacerlo adrede? Se me ocurre que aunque te arda un poco, pues si lo haces siempre, el reservorio no se adhiera tanto al musculo y asi sea una experiencia menos traumatica el retirarlo ¿o me equivoco? Mira que soy medio tostao y se me ocurre cualquier cosa que luego no sirva para nada ok?
    En fin, he regresado, pero les pido a mis "suplentes" que no dejen de escribir, que si todos compartimos con el Gran Gu, pues se forma una "tertulia" muy amena ¡si hasta de cine estamos hablando! Tambien animo a mi tia Alcira ¿la recuerdas Gran Gu? lectora de este blog, que no ha escrito nada aun.
    Aqui les dejo un dato: Si estan por Merida, cuando vayan bajando de Apartaderos, antes de llegar a Los Aleros, veran un anuncio que dice "pesque aqui su trucha". No dejen de entrar. Tienen varios estanques alli, al mejor estilo de la truchicultura tipica de la region, y en el ultimo de ellos, pues agarran su caña, hay un señor alli que le pone su respectivo gusano y se pueden dedicar a pescar la trucha que luego les prepararan en el rest ¿que les parece? Dudo que puedan conseguir un pescado mas "fresco" que ese!!! Mi cuaima, hermana y cuñado (andabamos en cambote por alla) comieron trucha y como yo ya habia comido trucha los dias anteriores,pues no me provocaba, asi que le meti el diente a un lomito al vino altamente recomendable, asi que no solo esta fresca la trucha, sino tambien la carne! Lo bueno, es que no tienen que cazar ni matar su propia vaca para poder comerla. En el sitio tienen un loro on autentico complejo existencial ¡se guinda cabeza abajo de una tela que cuelga del techo!!! y se queda alli guindado! es una cosa de locos, parece el loro de Dracula. Luego te envio la foto Gran Gu, pa que lo veas porque es todo un espectaculo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Alejandro:
    Le comente a mi amiga Anaeva (del colegio, recuerdas?) que la Dra Arbona era tu medico tratante, y me dijo que ella y su grupo son lo mejor para quimioterapia. Imagino que ya lo sabias, solo queria comentartelo, ya que me dio mucha tranquilidad saber eso.
    Tendre que ver la pelicula del chefcito, a todo el mundo que conozco le ha gustado.
    Yo que tambien soy comelona disfrute un monton de la Fiesta de Babette, pero al igual que "Tibu" no he visto Big Night, ya la rentare.
    El libro que te estas leyendo Principios de Autocuracion es muy bueno, mi papa me lo presto. Me parece super reconfortante saber que uno puede mejorar su calidad de vida proponiendoselo, a pesar del lastre genetico que podamos tener.
    "Tibu" gracias por el piropo a ti tambien, Alejandro escogio la mejor foto, asi que gracias a el por su labor editorial.
    Que sigas mejorando.
    Besos,
    Valeria

    ResponderEliminar
  3. Tibu:

    Hasta ahora no sé de nadie a quien no le haya gustado Ratatouille. He visto comentarios favorables de gente como Miro Popic, de un chef japonés que tiene su restaurant en Mérida que se llama Takeshi Nagahama. De éste he estado curioseando su blog que es bien simpático. Más tarde pondré un comentario sobre él.

    ¡Más piropos para Valeria!

    Sí te recomiendo Big Night. Me encantó. La encontré hace años en Video Color Yamín y la alquilé por el comentario de la cajita. Son dos hermanos italianos que se establecen en los años 50 en Nueva Jersey. Abren un restaurant en una época en que los americanos no conocían mucho la comida italiana. Primo, el chef interpretado por Tony Shalhoub (¿les suena? nada menos que Mr. Monk), quiere mantenerse fiel a la tradición culinaria de su tierra, y Secondo (Stanley Tucci) el que maneja los reales, quiere adaptar el menú al gusto americano porque están pelando y casi nadie entra al restaurant. Así como en la fiesta de Babette, hay una cena memorable que es el clímax de la película. No os cuento más, ¡véanla si la encuentran! Yo la estoy bajando en eMule para verla otra vez.

    Suena razonable lo de evitar que se adhiera mucho el reservorio para que sea más fácil retirarlo, pero no sé si convenga que esté medio suelto para los efectos de la aplicación de los medicamentos. El cuento que echa Lance Armstrong en su libro de cuando se lo quitaron es aterrador, creo que hasta sin anestesia se lo hicieron. Pero no era exactamente el mismo tipo de catéter, y han pasado unos cuantos años de eso, así que creo (y quiero creer fervientemente) que eso lo tienen más que controlado.

    Mis chamos pescaron truchas hace años en un sitio que pareciera el mismo que cuentas, en la vía a Los Aleros. Debo tener unas fotos por ahí. El lugar era bien simpático de verdad.

    ==================================

    Valeria:

    Claro que recuerdo a Anaeva. ¡Una confirmación más de que estamos en buenas manos! De todas maneras, en cada consulta lo sentimos así.

    Lo de comelones nos viene de familia: el viejo Vásquez Fermín nos legó a todos su gusto por la buena mesa, y tu abuela Zenobia también puso su parte, con su buena sazón.

    Sobre el lastre genético, Marianela Castés dice algo bien interesante: lo compara con libros en una biblioteca, que mientras no los tomemos de los anaqueles no pueden hacernos daño. Puede que tengamos una predisposición genética para el cáncer, o la diabetes, o cualquier otra enfermedad, pero mientras no la activemos, y ella le atribuye un rol principalísimo al mal manejo del estrés, no "produciremos" la enfermedad.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro