domingo, 7 de octubre de 2007

Día 14 del sexto ciclo

En los títulos seguiré hablando de ciclos, y serán doce en total, porque día 14 de la sexta sesión suena muy raro.

Hoy domingo fui solo al laboratorio (mi cita de mañana es a las 9:30 a.m.). Carmen se quedó bañando a sus orquídeas, y preparando unas arepas con perico para el desayuno.

En esta ocasión, la Dra. Arbona me indicó más exámenes para explorar cómo está mi hígado, después del aumento de las transaminasas de hace dos semanas (cuando ocurrió, ella estaba en un congreso en España). Así que la orden incluía también fosfatasa alcalina, bilirrubina, albúmina, además de la hematología de siempre, las transaminas y creatinina previas a cada nueva aplicación, y el antígeno carcinoembrionario, que en lo sucesivo será mensual. Como vi en la orden que la mayoría de esas cosas entraban dentro del "perfil bioquímico", pregunté, después de que la señora que me atendió me dio el monto a pagar, si era posible que algunos exámenes individuales del perfil bioquímico pudieran costar más que el perfil completo. Pues resultó que sí: el monto total que me dio eran más de trescientos mil bolívares (Bs. F. 300,oo, porsia), y si me facturaba con el perfil completo eras doscientos sesenta mil y pico, pero me dijo que ya no se podía hacer nada, que si ya los datos estaban en la computadora... Finalmente aceptó llamar a la caja, tuvo hasta que subir a consultar a la planta baja (el laboratorio está en el segundo sótano), y pudo por fin, facturarme con el perfil bioquímico.

A la vuelta, desayuno con arepas, perico, periódicos y café, como buen desayuno dominguero.
Ya Jorge y Ónix habían desayunado porque ella debía salir a las 10 para un trabajo de campo en Guárico, creo. Regresará el jueves. Él la llevó hasta el sitio del encuentro para la partida.

En la tarde, después del almuerzo, casero y sanito, Carmen me invitó a un espectáculo que había visto anunciado para las 4 de la tarde en la Plaza Alfredo Sadel, en Las Mercedes. Se trataba de la Danza del León, una tradición popular china, presentada por la Embajada de la República Popular China y la Asociación China de Caracas. Dice el folleto de la Alcaldía de Baruta: Esta danza tradicional es toda una festividad que normalmente se realiza en el Año Nuevo Chino, el Festival de la Luna de agosto o las aperturas de restaurantes y bodas. Si se realiza bien, se cree que esta danza trae suerte y felicidad. Fue una tarde bien bonita, como podrán ver por las fotos, aunque no hubo mucho público lamentablemente. Tampoco los triqui-traquis que siempre se ven en las películas acompañando a este tipo de danzas callejeras chinas.



Al final del espectáculo, fuimos hasta la clínica a recoger los resultados. Ya sabía que el del antígeno carcinoembrionario no estaría para hoy. Todo está bastante bien, las plaquetas otra vez bajaron, aunque menos que hace dos semanas: están en 139 (habían llegado a 132). Los demás valores están dentro de lo normal, a excepción del colesterol que está un poquito alto: 210. ¡Valió la pena hacer el perfil bioquímico completo! Si no, no tendría ese dato del colesterol.

5 comentarios:

  1. No me entere del evento! Me habria encantado ir! Hay un movimiento de la espada de Pakua (cabalgando al dragon) que esta inspirado justamente en la forma en que el bailarin va moviendo la cabeza del dragon. Igual, vi bien la hora en tu entrada,pues no habria podido ir! Tenia que tocar!
    Por tus valores, pues, deduzco que en esta semana, obviamente no comiste sopa de pescado en leche de coco ni bouillabaisse, sino "quien sabe que".
    ¿tienes alguna receta de los huevos rancheros mexicanos? Ayer se nos ocurrio prepararlos y en vez de tortillas, pues los comimos con arepas y en vez del queso cheddar, usamos parmesano. Gran Gu, es una combinacion que te encantara! Un sabor realmente novedoso!. OBVIAMENTE deberas comerlos SIN chile ¿estamos? Que a ti hay que regañarte por adelantado!!!

    ResponderEliminar
  2. Lástima que te lo perdiste. Viéndolo me preguntaba si los movimientos de los bailarines tenían relación con las artes marciales.

    No, esta semana no comí sopa de pescado, pero sí de pata de pollo. Trataré de comprar unas cabezas mañana y tener un consomé congelado para alternar con las patas. Creo que el pescado funcionó muy bien.

    No conozco los huevos rancheros. Encontré esta receta. ¿Se parece a la que conoces? Si no, ya tu sabes. ¡Sin chile!, claro. Fíjate que ya yo me regañé en la entrada del blog para ahorrarles trabajo a tí y a Julia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La verdad Gran gu, yo no lo hice asi! La receta que tengo es absolutaente diferente. Los huevos pueden ser revueltos. Segun tengo entendido, alla tu decides si los pides revueltos o completos y la salsa o pure, se puede hacer de tomate, pero tambien de pimenton y, a menos que este equivocado, la receta original es de pimenton y no de tomate y el tomate es mas bien una opcion. Yo, de hecho, los combino. El pure lo hago de pimenton rojo (la mitad de uno) mas media cebolla (o una pequeña) y un tomate. Pico todo pequeño y lo pongo en aceite de oliva, y cuando este transparente la cebolla le pongo 2 cucharadas de pasta de tomate. Lo saco del fuego, lo enfrio y lo paso por un procesador, a pepa de olfato (obvio, variacion mia) le pongo un pelin de vino blanco y ya esta listo. A la manera venezolana jaja pues agarro las arepas (las hicimos delgaditas y en vez de freirlas las asamos) y tonces les ponemos el pure de pimenton con tomate, luego encima el huevo revuelto (o completo, esto es al gusto, creo yo) encima un poquito de queso parmesano y pa'dentro! Se, o al menos tengo entendido, que la receta original lleva queso cheddar, chile (obvio, un mexicano no puede estar sin chile!) y los frijoles. En la receta que tengo, el pure de pimenton se hace horneando primero el pimenton para luego quitarle la piel, pero que va chamo, un domingo en la mañana ¿pa desayunar? Mucha hambre hay pa estar hornenando pimenton!!! jajajaja Los frijoles esta vez no los obvie por ganas de cambiar receta, sino porque no tenia. Eso si Gran Gu, los de este domingo fueron una verdadera delicia. Mi esposa hizo las arepitas medio andinas, tu sabes, un poco dulces y aquello combinado con el pure de pimenton y el parmesano, me sabia a gloria!

    ResponderEliminar
  4. corrijo, no las freimos ni las asamos (las arepas) las pusimos en el horno. Toy tan acostumbrado a que las arepas van asadas o fritas que se me olvida la tercera opcion. No me di cuenta sino hasta que me puse a leer a ver si habia metido la pata escribiendo algo. Otra cosa que no recuerdo si te la puse en la receta de la sopa, yo acostumbro a comprar grandes las cebollas y los pimentones, asi te das una idea de como es la cosa si te pongo "medio pimenton"

    ResponderEliminar
  5. Suena muy bien tu variación de los huevos charros mexicanos, aunque habrá que rebautizarla como huevos gochos, o algo así.

    Después de hornear los pimentones, se meten un rato en una bolsa plástica y se cierra. La concha saldrá con facilidad. Sin la concha la salsa quedará más fina, y más liviana también (se pueden hornear desde el sábado). El queso cheddar no me suena muy mexicano. Tal vez usarán más bien algún queso de ellos. Aunque tal vez ellos están tan cerca del imperio mesmo que se les ha hecho propio ese queso.

    Tenemos un tosty arepa de los nuevos que las hacen más grandes y delgadas.

    Capaz que los probamos pa'l domingo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro