martes, 23 de octubre de 2007

Día 2 del octavo ciclo

Hoy Jorge me acompañó a la quimioterapia. Llegamos como a las 8:30 y enseguida me conectaron a mi suero con la premedicación. Terminé como a las 12 m. Al llegar me había encontrado en el ascensor con Elizabeth, la señora de la administración, quien me dijo que ya había recibido por fax la autorización de Sicoprosa para las sesiones 6 y 7, que podía pasar a firmarlas. Como salimos a mediodía ya ella estaría en su hora de almuerzo, así que lo dejé para mañana.

Almorzamos caraotas con arroz y ensalada. No es la primera vez que comía caraotas, ya lo había hecho en varios desayunos domingueros. En esta ocasión como mi estómago ha estado más delicado, le pedí a Carmen que me las licuara, y claro que me tomé mi antiácido media hora después. ¡Sin problema!



En la tarde vimos el capítulo de Heroes de la semana pasada (Jorge los baja de Internet un día después de que los pasan en EEUU, ya con los subtítulos en español). El personaje más simpático e interesante es Hiro Nakamura, un japonés cuyo poder es el de controlar el tiempo, detenerlo y viajar en él. En esta segunda temporada está en Japón en la edad media, convenciendo a un héroe, Takezo Kenzei, un inglés medio borrachón que quién sabe cómo llegó a Japón, de que tiene que cumplir las proezas suyas que él conoce a través de los libros. Es decir, Hiro debe hacer que Kenzei cumpla el rol por el que lo conoce las historia.

Más tarde, con Diego, vimos el de esta semana, el capítulo 5. Lamentablemente en éste no aparece Hiro, pero está bien interesante de todas maneras.


Como ya terminó la actualización del servidor que me impedía poner música, las que he agregado antes están otra vez disponibles.
Aquí agrego otra, de mi disco Apuntes, la canción cubana Ojos brujos de Gonzalo Roig, arreglada para guitarra por Leo Brouwer:


8 comentarios:

  1. Ilustre Gran Gu! y, ya que le pediste a Carmen que te las licuara ¿porque no lo sinceras y te tomas las caraotas en sopa?
    Como el lunes estaba de reposo del asunto de la espalda, de lo aburrido que estaba me puse a cocinar, asi que hice comida pa toda la semana, incluyendo unas caraoticas negras (que me las toy comiendo mientras escribo refritas mmmmm!) Les puse algo de agua de un guarapito de jengibre, chamo! Mundial! le deja un gustico picantico que apenas se siente y es mas sanito pues
    Y la serie esa heroes¿se inspira en las culebras venezolanas? porque la verdad que ta asi como rebuscada la historia.
    Por cierto, para que vean que la pava del innombrable hace estragos en nuestro beisbol: Hoy los naufragos estan de ultimos (ya saben QUIEN esfanatico de ellos) los gatos del caracas, amanecieron de penultimos (se pusieron el uniforme rojo rojito) y los Gloriosos tiburones de la guaira es tan de antepenultimos (circuito tiburon 1 tiburon 2 etc) ¿que tal?

    ResponderEliminar
  2. Mi querido tibu, yo ya te lo había dicho que ustedes no se escapaban de esa pava.

    Yo no entiendo que para quitarte el aburrimiento te pongas a cocinar, realmente eso es un isulto a la mujeres, que cosa tan espantosa es la cocina, bueno espero que además de cocinar, friegues todos los corotos, y limpies la cocina con todos esos productos que anuncian por tv para que las cuaimas seamos felices.

    Este blog es de Alejandro o es de Tibu???

    Un abrazo para ti Alejandro.

    Julia

    ResponderEliminar
  3. pero si de verdad estaba aburrido!
    y ¿de donde sacas tu que la cocina es espantosa? La cocina es un lugar sagrado donde preparamos gustosamentelos alimentos que nos dan vida dia tras dia. Y si, friego los corotos. En mi casa, algo asi como el 90 y tanto % de los corotos los friego yo. De hecho, voy cocinando y voy fregando de una vez para que no se me acumulen mas.

    ResponderEliminar
  4. Tibu:

    Si ya estaban hechas las caraotas, pues ¡licuarlas!

    Esas caraotas con jengibre no me las imagino, ¡habrá que probar!

    La serie de Héroes creo que la pasan aquí en Televen, si no me equivoco, y no se parece a las culebras venezolanas. Sí que es rebuscada, pero bien entretenida también.

    ResponderEliminar
  5. Julia:

    ¡Cómo se ve que has tenido que cocinar por obligación! ¡Así si que es aburrido! Claro que más aburrido es fregar los corotos, pero hay que hacerlo para que las esposas (¡a Carmen no le digo cuaima ni de vaina!) nos dejen entrar de nuevo en la cocina. Aquí te agrego el lema del blog 3 ó 4 al día:

    Comemos 3 o 4 veces al dia,
    y que siga así,
    pues vamos a hacerlo bien,
    vamos a divertirnos,
    vamos a comer saludable,
    ¿vamos?


    Este blog sigue siendo de Alejandro, o sea, yo. Pero creo que ya el Tibu podría empezar el suyo propio. Aunque mejor que espere a diciembre a que termine mi quimio para que no se vaya a emocionar a escribir en el suyo y nos abandone. Algunos posibles nombres para ese nuevo blog: "Las vainas de Tibu", "Tibu y sus vainas", "Pakuá sin abanicos"...

    ResponderEliminar
  6. ves? jajaja ya tenias que decir lo de los abanicos y va a comenzar la gente a preguntar como es eso del pakua sin abanicos, por que obvio, si mencionas "SIN" pues es que hay "CON".
    Es que no se como haces tu las caraotas jaja por eso mejor te pregunto! Mira, con las caraotas soy nuevo, apenas estas que hice son las terceras en mi vida, ais que se me ocurrio el jengibre asi, yo las dejo remojando del dia anterior (con ajo y un chin de sal) y al dia siguiente las pongo (1/2 kilo) a cocinar con sus aliños y claro se me va a secar el agua y tonces tengo que tener otra ollita de agua caliente para ir reponiendo esa, tonces esa ollita en vez de ponerle agua sola, pues le puse un guarapito de jengibre que habia hechoy bueno, como estaba en la onda de experimentar, pues tambien le puse un poquito de guarapo de piña que habia hecho antes con canela. Estas caraotas se que son irrepetibles, no tanto por lo buenas, bueno, aunque si taban buenas, sino porque no se que carrizo les puse al final ¿como las haces tu?

    ResponderEliminar
  7. aaaaaah antes que me olvide, soy enemigo de la olla de presion, por si tu las haces asi

    ResponderEliminar
  8. Tibu:

    La verdad, la verdad, que aquí quien hace las caraotas (porotos, para Claus) es la Carmen, y las hace en la olla de presión, por cierto.

    ¡Las tuyas con jengibre, vaya y pase, pero con guarapo de piña, ya están demasiado fumadas!

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro