viernes, 19 de octubre de 2007

Días 11 y 12 del séptimo ciclo

Jueves, día 11, estuve en casa en la mañana, trabajando en la computadora y esperando a Juan Carlos, mi otro hermano (cinco años mayor que yo, cinco menor que Enrique). Estuvo de viaje recientemente con Miriam, su esposa, por varios países de Europa: Miriam estuvo en un congreso en Hungría (creo), se encontraron en Viena para pasar unos días con Valentina, su hija menor quien está estudiando allá, siguieron hacia el norte: Finlandia, donde vive una sobrina de Miriam casada con un finlandés, Noruega donde pasearon en barco por los fiordos, Suecia y, de regreso, pasaron unos días en París con nuestros primos que viven allá. La foto a la derecha fue tomada por Juan Carlos en Austria, ¡al final del verano! La temperatura bajó inesperadamente para esa época. Él se trajo su portátil y nos mostró unas cuantas de las fotos del viaje, ¡espectaculares!, y otras más que tomó con Mariana, su hija mayor que es médico recién graduada, y que está haciendo su rural en La Urbana al sur del Estado Bolívar. Con ella pasó una semana hace poco por allá.

En la tarde fui al Pedagógico de Caracas a votar. Allá se estaba eligiendo una nueva Subdirectora de Investigación y Postgrado (las tres candidatas son mujeres), por renuncia del anterior Subdirector. Se estaba a la espera de una decisión del Tribunal Supremo de Justicia en relación al voto de los profesores jubilados. Contra todo lo que se esperaba, la decisión se produjo el miércoles en la tarde y fue favorable a nosotros. Me encontré con unos cuantos de mis amigos y conversamos un buen rato - sin café: sobre la máquina de café del cafetín había un letrero "no hay leche", y a mi no me entusiasma el guayoyo.

Regresé a casa con algo de dolor de estómago, ¡otra vez! Después del almuerzo ya había empezado a sentirlo aunque no muy fuerte, por lo que me tomé mi antiácido, pero durante la tarde fue haciéndose peor. Me tomé una buscapina al llegar, y más tarde otra dosis de antiácido. Afortunadamente antes de ir a dormir ya había cedido.



El viernes (día 12) tuvimos que ir al banco a aclarar un problema que teníamos con un depósito que yo había hecho para el odontólogo de Carmen. Pudimos aclarar la situación y se resolvió el problema. De allí fuimos al Urológico a buscar los resultados de mi TAC, pero resultó que no estaban listos todavía. La Dra. Arbona quería que se los llevara antes de la consulta del lunes para ella irlos revisando, pero no va a ser posible, pues en la tarde llamé por teléfono y me dijeron que llamara el lunes. Pasaremos en la mañana antes de ir a la Floresta a la consulta a ver si ya los tendrán.

En la tarde fui a darle su clase a mi alumna de Finale (y a disculparme otra vez por el embarque del miércoles).

4 comentarios:

  1. final de verano? na guará!
    El dolor de estómago esta recurrente. Ademas de la buscapina ¿hay alguna otra cosa que se pueda hacer?
    Ahora que mencionas Finale, un amigo mio da unos talleres sobre Finale realmente piratones. El mismo no conoce todas las posibilidades del programa ¿quieres mas alumnos? El me ha propuesto varias veces que yo dicte un taller avanzado, pero tengo el horario complicado

    ResponderEliminar
  2. Hola Alejandro,

    Qué te pareció que nos dejaran votar? cuáles son los poderes secuestrados? a la verdad, a mi me sorprendió muchiiisiiimooo, ya que el hecho que voten los jubilados garantiza que en la UPEL la mayoría de las autoridades no sean del partido del gobierno.

    tibu no te alegres mucho que ustedes también estén empavados con la clave aquella de tiburón 1 llamando a tiburón 2, recuerdas?

    Alejandro, no recuerdo que te dijo la Dra. Arbona sobre los dolores de estómago?

    Saludos,
    Julia

    Gracias por aumentar el regalo con la dirección de los otros conciertos de Dudamel.

    ResponderEliminar
  3. ¡Pues sí, final de verano! Pasaron más frío en Viena que más al norte, en los países escandinavos.

    La buscapina para el dolor, y el antiácido para controlar el origen del dolor.

    ¿Un taller avanzado? ¿Y dónde sería eso? ...pudiera ser.

    ResponderEliminar
  4. Julia:

    A mí también me sorprendió, y más todavía que la decisión saliera el día anterior a la fecha ya decidida para las elecciones en la UPEL. De todas maneras, una vez aprobada la reforma, no me extrañaría que se convocara a la relegitimación de todas las autoridades.

    La Dra. Arbona me dijo que el dolor podía ser consecuencia de la acumulación de los medicamentos en el cuerpo, lo que hace más sensible al estómago, por lo que debo ser más prudente desde ahora.

    ¡De nada por el contra-regalo!

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro