domingo, 7 de octubre de 2007

Días 9 al 13 del sexto ciclo (¡qué flojo!)

Admito que esta semana he estado muy flojo para escribir. Resumiré rápidamente qué ha pasado desde el lunes cuando tuve mi última cita con la Dra. Arbona:

Martes 2/10 (día 9)
Tuve la primera clase presencial de un curso de Moodle con un grupo de profesores del Departamento de Castellano del Instituto Pedagógico de Caracas. Este curso habíamos intentado comenzarlo a finales de mayo, totalmente en línea, pero mi operación -que fue el 6 de junio- interrumpió ese comienzo. Ahora sí arrancamos y estoy esperando que comiencen a trabajar en sus respectivos cursos. Moodle es un sistema de administración de cursos en línea, desarrollado por un profesor y programador australiano, Martin Dougiamas. Como llegué temprano, puede pasar por el cafetín donde desayunaba casi todos los días antes de jubilarme, y me tomé un marroncito (¡estaba maaás bueno, Tibu!) con mis panas Candelaria y Henry. A decir verdad en ese cafetín me tomaba hasta cinco cafés al día, ¡como exagerado!, ¿no?



Miércoles 3/10 (día 10)
Después de dejar a Jorge y Carmen en la Clínica La Floresta para sus exámenes y consulta de control con la Dra. Arbona, me fui en el metro a una reunión en la Dirección de Informática de la UPEL (Universidad Pedagógica Experimental Libertador, la universidad donde trabajé 22 años). Formo parte de la Comisión Central para la "Virtualización Académica" de la UPEL. La verdad es que valió la pena sólo por el contacto que hice con el administrador de la red de la universidad sobre un problema que había con la página web del Vicerrectorado de Investigación y Postgrado, de la que yo soy responsable, porque a la reunión asistimos sólo la persona que la convocó, el representante del Pedagógico Siso Martínez y yo. Por lo menos tuve tiempo de regresar a la clínica para estar presente en la consulta de Jorge.

Nos recibió tardísimo. Al parecer dejó a Jorge de último del grupo de la mañana, para tomarse todo su tiempo para revisar las placas que le llevamos. Nos confirmó lo que ya sabíamos: ¡respuesta completa! ¡Jorge está sano! Sus resultados de los exámenes de sangre son normales, lo que quiere decir que su médula fue muy poco afectada por la medicación y está trabajando normalmente. Y ya estos resultados tiene muy poco o ningún efecto de las últimas vacunas de Granocyte hace tres semanas. ¡Ah! También le indicó que debe brindar con champaña.
Habíamos pensado ir a celebrar a un restaurant de cocina mantuana que nos han recomendado por los lados de La Candelaria, la Cocina de Francy, pero como ya era tan tarde terminamos en Rey David comiéndonos unos sandwiches de salmon ahumado y mozzarella, Jorge, y de prosciutto di Parma (Carmen y yo). Siempre son buenos los sandwiches allí, pero ¡muy caros!



Jueves 4/10 (día 11)
Otra imprudencia gastronómica que no contaré aquí por vergüenza. ¿Es que no aprendes?. Llegaré hasta decir que tuve que llamar a la Dra. Arbona por teléfono, quien me indicó, además del antiácido, Buscapina para el dolor.



Viernes 5/10 (día 12)
Subimos a las oficinas del seguro en Intevep (Los Teques) a llevar los papeles para solicitar reembolsos por gastos de medicinas y exámenes. No es difícil imaginar que teníamos un montón de facturas por exámenes de laboratorio, medicinas (las que no me da el seguro), y algunas consultas médicas de Carmen. También pude aclarar algo en relación con la cobertura del tratamiento en Arsuve: hasta ahora el seguro había autorizado solamente las dos primeras aplicaciones que se habían enviado por fax. Se habían enviado también desde la tercera hasta la quinta, pero sin que hubiera habido respuesta. Al ellos responder yo tendría que firmar lo que ellos mandaran a Arsuve. Como he firmado sólo dos, pues eso es lo que Arsuve podría haber cobrado por mi tratamiento hasta ahora. ¡Lo bueno es que ellos no se enrollan con eso! Si no, mi tratamiento se habría tenido que interrumpir. La confusión proviene de que mi tratamiento es por 6 ciclos de dos sesiones cada uno, en total: 12 sesiones. Cuando Arsuve ha enviado los presupuestos ha indicado "primer ciclo", "segundo ciclo", etc., en lugar de "primera sesión", "segunda sesión"... La persona que me atendió en el seguro me dijo que tendrían que enviarse los presupuestos indicando "tercera sesión de doce". Si no, al enviar el "sexto ciclo", se entendería que ya terminé mi quimioterapia.

Jorge, mientras tanto, iba al Hospital Domingo Luciani a buscar los medicamentos para mis ciclos 7 y 8 (ahora tengo que decir sesiones 7 y 8, para no seguir con el enredo). Fue después de llevar a Ónix a un curso que tenía en el IDEA (en Sartenejas, por los lados de la Universidad Simón Bolívar). Resulta que llegó allá con su cavita, y se enteró de que los medicamentos para los pacientes oncológicos sólo los entregan de lunes a jueves, y que los viernes es para pacientes de esclerosis múltiple. Afortunadamente, había un grupo de pacientes oncológicos que estaban allí buscando un medicamento que había faltado toda la semana, y con ese lote lo pasaron a él. Le dieron todas las medicinas, y con las de la premedicación que compré, y los sueros, ya tengo todo listo para el lunes.



Sábado 6/10 (día 13)
Fuimos a nuestra clase de chi-kung. ¡Bien buena!, y bien bueno sentir que uno está trabajando por su salud. Además, el Parque del Este, sin importar si se llama Rómulo Betancourt (nunca me gustó ese nombre, la verdad), o Francisco de Miranda (para mí será siempre el Parque del Este, simplemente), sigue estando muy bonito. Antes de empezar con el chi-kung, hacía años que no íbamos. Hace dos semanas, después de la clase (y del desayuno) estuvimos recorriendo un poco los alrededores, y llegamos a las jaulas donde están las guacharacas (que por aquí nos despiertan todos los días), los cristofués; un pájaro azul y negro que no pudimos ver cómo se llama, pero que estaba hermosísimo; casi del tamaño de una paloma y con el plumaje muy limpio y sano. También los paujíes de copete, que tiene un canto que es como un sonido descendente y lejano, ¡parecen ventrílocuos! Y el que más nos impresionó fue el águila arpía, con unas patas y garras poderosas, pero un canto que parece el piar de un pollito. No pega esa voz con su porte tan majestuoso. Se ve que todos esos animales están muy bien cuidados. Solamente unos de los tucanes estaban un poco maltrechos, aunque otros estaban bien rozagantes también.

En la tarde vimos una película (DVD quemaíto) que está en cartelera en estos días, y muy bien recomendada: Sophie Scholl - La Rosa Blanca. Nos pareció interesante la historia, y muy valiente el personaje, y sus padres que le dicen con gran fortaleza cuán orgullosos están de ella, después de ser condenada, pero no que sea una gran película. La verdad es que la traducción de los subtítulos era infame. No sé si viéndola en otras condiciones, pueda cambiar mi opinión.

10 comentarios:

  1. Hola Alejandro

    Que bueno saber de ti, y que estás requetebien, tenía pensado llamarte mañana por esta larga ausecia la cual ya me preocupaba, por el resumen ya veo que todo esta muy bien.

    Recuerda que para enero debemos conversar sobre planes de trabajo, para esa época ya estarás como Jorge, aunque espero que la celebración sea en otro sitio y además me encantaría estar presente.

    Un abrazo.

    Julia

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Julia.

    Lamento que el que no hubiese escrito durante tantos días haya causado alguna inquietud sobre mi salud. Todo bien, como ves.

    Sí, no he olvidado esos planes de trabajo. Ya hablaremos.

    En la celebración ¡claro que estarás presente!, igual que Tibu, y creo que Valeria viene para fin de año, no sé si Mariaga también.

    Un abrazo,
    Alejandro

    P.S.: ¿por qué en otro sitio? no entendí...

    ResponderEliminar
  3. Gracias mil por la invitacion adelantada! alli estaremos!
    Suponia que tenias flojera de escribir, aunque no estoy seguro si es real flojera o sentimiento de culpa por el cafe. Obviamente, una semana despues, ya no tiene sentido regañarte por ello ¿cierto? (aunque estuviera "maaas bueeeeeeeno") Me fascinan las indiaciones de la Dra Arbona! Espero que Jorge ya haya cumplido fielmente, y al pie de la letra, sus indicaciones y se haya tomado su respectiva champaña.
    ¿asi que no piensas contar la imprudencia? ¡asi habra sido! Afortunadamente estoy seguro de poder contar con la colaboracion de Carmen,quien me pondra al tanto apenas la vea.

    ResponderEliminar
  4. Ronald:

    Por supuesto que tú, amigo fiel a toda prueba, tenías que estar invitado a esa celebración.

    ¿Sentimiento de culpa? ¿por el café? Pues no, más bien deberías tú estar avergonzado de haberme engañado al decirme que después de dejar una semana sin tomar café, cuando lo hiciera me caería malísimo. ¡Nada de eso! ¡Buenísimo estaba!

    ¿La imprudencia? Sí, es posible que Carmen te cuente cuando la veas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola aqui Claudia de Argentina, que bueno saber de ti y de tus andansas..... veo que los que te quieren bien te regañan un poquito ( eso es puro afecto) te cuento que yo tambien he dejado el café. esta mañana intente tomar un te verde ( siquiendo los consejos de tu amigo tibu) creo que seguire intentando porque mucho, mucho no me gusto....pero si es sanoooo, bien valdra el ezfuerzo no?
    Las fotitos estan muy buenas,
    Me alegra lo de Jorge y yo tambien quiero unirme al futuro festejo, aunque sea a la distancia...
    bueno saluditos a Carmen y a todos. Hasta prontito.
    Pd: Los analisis de mi amiga salieron muy bien, ahora esta en el campo.
    Cuidense mucho.Besos clau

    ResponderEliminar
  6. Hola, clau

    Sí, mis amigos me regañan, y me lo merezco, ¡y la Carmen también!

    Yo no he querido prescindir del café por completo: el té verde me lo tomo diariamente, a veces en el desayuno y en la tarde otra vez, pero no me entusiasma demasiado, y me parece que un poquito de placer de vez en cuando no hace daño. Hasta ahora me tomo mi café de todos los domingos en el desayuno y, a veces, uno más en la semana, como el del martes con los amigos del Pedagógico.

    ¿Y el mate, tan de ustedes por allá en el sur? ¿no será también mejor que el café? He leído que tiene muy buenas propiedades. ¿Tomás mate? ¿Qué dirá Tibu?

    ¿Te gustaron las fotos? ¡Qué bueno!

    Cuando festejemos el fin de mi quimiterapia te avisaré para que brindes con nosotros ese día desde Boedo.

    Me alegra que los análisis de tu amiga estén bien. Mientras se alimente bien, con muchas frutas y vegetales, poca carne roja, poca grasa, leche descremada preferiblemente, y no cometa las imprudencias que yo con la comida (je, je), todo seguirá bien.

    Un abrazo,
    Alejandro

    ResponderEliminar
  7. No es que la Carmen también se merezca que la regañen, sino que ella también me regaña.

    ResponderEliminar
  8. Amiga Claudia! Saludos desde esta tierra!
    Mira, la verdad, creo recordar que el te verde alguna vez tambien me supo maloso. En algun momento, del que no guardo recuerdo, pues me supo bien y desde entonces, pues se me ha hecho absolutamente imprescindible. Me tomo dos buenas tazas en la mañana, a excepcion hecha del domingo porque mi esposa, Zulimma, generalmente hace chicha o chocolate. El sabado, que voy a mis clases de pakua, pues aliño el te verde con bastante jengibre y papelon o miel. Creo que ha de ser tan adictivo como el cafe, porque llevo algo asi como unos 10 o 12 años tomandolo en la mañana y si por alguna razon no lo tomo, automaticamente pues me da asi como pereza o flojera. Y con esta cantidad de años tomando te verde, Gran Gu, apenas pruebo un cafe, pues voy directo al baño, se me revuelve el estomago y, cosa que vale la pena comentar, al dia siguiente de haber tomado cafe, si me tomo otro, no pasa nada. Hice esta prueba varias veces en vacaciones (en vacaciones hace unos 4 o 5 años no le paraba y tomaba cafe con leche en el desayuno) asi que bueno, un dia dije: ya! no mas cafe! y aqui estoy! Claro, me falta decir eso con la cerveza, que, aunque uds no lo crean, estoy dejando tambien (de a poco ok? no me presionen!) El año proximo tengo entendido que habra una competencia de pakua y quiero participar,asi que he comenzado a entrenar y parte del entrenamiento, pues es bajar la panza cervecera que me gasto jajajaja
    Hablando de pakua, creo que le enseñare a Carmen un par de tecnicas pa que en vez de regañarte, te de un par de tatequietos cuando abuses con la comida. Diria el Si fu: "chichon es mejor maestro que yo"

    ResponderEliminar
  9. Tibu:

    ¿...y de la yerba mate? ¿sabés algo?

    ResponderEliminar
  10. de la yerba mate solo se que es muy buena!!! Solo la he probado un par de veces y me gusto bastante

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro