viernes, 23 de noviembre de 2007

Día 5 del décimo ciclo

Caminé, hoy sí con más energía. Solo, de nuevo.

Jorge se fue temprano al laboratorio y a su consulta (todavía con la Dra. Vivas; la Dra. Arbona regresará el lunes).

Lo pasaron temprano, antes de la hora de su cita. Cuando llegamos ya había salido, aunque no tenía todavía los resultados. Al recibirlos tenía que hacérselos llegar a la doctora. Muy buenos sus valores. Ya podrá ponerse las vacunas que tenía pendientes (hepatitis y antigripal), pero que quedaron a la espera de que se normalizaran sus niveles de transaminasas. La Dra. Vivas dejó para que la Dra. Arbona, el lunes, le indique los exámenes y vacunas a seguir.

Carmen tenía nuevamente cita con el odontólogo, así que para no perder tiempo, almorzamos en la clínica: plato navideño, ellos dos, y pollo a la plancha con papas al vapor y vegetales cocidos (desabrido el pollo, para mí. Bastante buenas las hallacas).

Más tarde, dejé a Carmen en el odontólogo, y me fui a mi clase de mi alumna de Finale. Jorge recogería a Carmen cuando terminara.

2 comentarios:

  1. Bravo por el Yorch! felcitalo de mi parte! y tu y yo estamos turnandonos,una semana no vas tu y voy yo, a la semana siguiente falto yo, y ahora faltas tu al parque! Al pakua, al menos, estan asistiendo muy pocos alumnos

    ResponderEliminar
  2. Le daré tus felicitaciones al Yorch. Él sigue sintiéndose de lo mejor.

    Así que nos estamos turnando. No te había contestado cuando me proponías que empezara con el pakuá. La verdad es que no creo que deba, mientras no se resuelva lo de la eventración. Sé que el pakuá es más exigente físicamente. Después, ya veremos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro