domingo, 11 de noviembre de 2007

Día 7 del noveno ciclo

Hoy domingo los muchachos se fueron con sus muchachas (Jorge y Ónix, Diego y Raiza) a la playa con escala en Galipán para desayunar. Carmen y yo nos quedamos realengos. Fueron en el Jimny de Diego. Arriba desayunaron con hallacas porque no quedaban bollitos (¡pobrecitos!), y completaron con sandwiches de pernil. Pasaron el día en la piscina y antes del regreso pararon en Punta Iguana para almuerzo-cenar.

Nosotros desayunamos en casa con pan de jamón y café (¡sin regaños, por favor, que ambos estaban muy buenos!), leímos muchos periódicos, me terminé de poner al día con el blog, Carmen bañó y mimó sus orquídeas: aquí pueden ver dos fotos de sus hijas que han florecido más recientemente. ¡Flojeamos bastante!

A propósito de los periódicos del domingo, está saliendo desde hace algunas semanas en El Nacional una sección (página 2 ó 3 del cuerpo Ciudadanos) llamada Caracas a pie, en el que cada semana se presenta una urbanización o sector de la ciudad con sus valores arquitectónicos, tiendas, restaurantes, panaderías y otros sitios de interés. Ya han sacado cuatro, que yo sepa: Sabana Grande, San Bernardino, Petare y esta semana, Colinas de Bello Monte. Está bien bueno para hacer turismo interno. Incluye el plano del área que se presenta cada vez.

Buscamos alguna película en función tempranera para ir sin mucha gente. Encontramos un par de películas venezolanas en una sola función: Ni tan largos, ni tan cortos, compuesto por dos historias, un thriller de terror titulado Larga Distancia y Mayor o menor, una comedia romántica. Nos gustó más la segunda, ¡bien divertida! Aquí encontrarán un comentario.

Ya a la salida del cine no encontrábamos dónde comprar unas papas para acompañar un pulpo a la gallega que pensábamos hacer para almuerzo-cenar también nosotros dos (sin tener que ir al Excelsior Gama de Santa Fe). ¡Lástima no poder acompañarlo todavía con un vino blanco bien frío! Encontramos las papas en una frutería de una pareja de portugueses que está en Los Chaguaramos. Como a las 4:30 todavía estaban abiertos hoy domingo. Compré también una lechuga, para una ensalada árabe con pan de pita tostado y queso chanclich. El pulpo siempre lo hemos cocido simplemente poniéndolo en un caldero tapado a fuego bajo y dejando que se cueza en el propio jugo que va soltando, sin nada más de agua ni sal (si acaso al probarlo al final le falta, le agrego un poquito). Sé de gente que dice que hay que remojarlo en agua con ceniza para que ablande, o que hay que golpearlo, pero así como lo preparamos queda muy bien. Después del que probamos hace semanas en La Cita me quedé con la idea de que puede ser más suave todavía, así que esta vez lo pusimos en fuego mínimo (nuestra cocina es eléctrica y una de las hornillas tiene la opción simmer, que permite que el fuego sea todavía más bajo). ¡Quedó tiernísimo!, tal vez un poquito menos que el de La Cita, pero ¡casi!

5 comentarios:

  1. asi no mas lo haces tu? sin nada de nada? La verdad que nunca he hecho pulpo, y por eso digo ¿asi, nada de nada?
    Felicitame a la Carmen, de verdad que estan belliimas sus orquideas!
    Mira, lo de nieto por partida triple no se si sera incesto. Por cierto que el Gianpiero actualmente recibe clases de guitarra con Luis Zea ¿en ese caso si seria incesto? digo porque como Luis viene a ser tu hermano de generacion y Gian tu nieto ¿como queda ahora? Chamo, creo que aqui si se enredo el papagallo!

    PD: puedes notar que no te regañe por el cafe. Tomalo como un premio por tu constancia en el tratamiento

    PPD: ¿que sera de la vida de magallas y del caracas? (otra vez la misma postdata)

    ResponderEliminar
  2. ¡Así no más! Acabo de ver en una receta en Internet que le ponen al agua en que hierven el pulpo, laurel, sal y ajo. La próxima vez probaré con el laurel y el ajo; la sal, al final porque si no podría quedar duro. Después lo pico en pedacitos y le espolvoreo pimentón español dulce y aceite de oliva.

    Acompañamos con las papas hervidas que revolcamos en el caldero donde se coció el pulpo pa' que cojan el sabor.

    ¡Muchas gracias por el no-regaño!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola

    Alejandro pregúntale a tu amigo tibu a que se refiere en su PPD de eso del magallas y del Caracas?? de qué habla???

    Dale las gracias a Carmen por ese regalo que nos da a través de esas hermosas orquídeas.

    Cada vez que leo todas esas recetas de cocina me cansó solamente de imaginarme haciendo eso, :-) , estoy pendiente con las recetas que me solicitaron.

    Un abrazo,

    Julia

    ResponderEliminar
  4. es magallanes Julia, lo que pasa es que estan tan , pero tan mal que el nombre no me sale completo! jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Julia:

    ¡No olvidar las recetas prometidas! Sé que Tibu también está esperándolas.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro