domingo, 6 de enero de 2008

La historia de Daniela Bascopé

Hoy domingo Carmen me trae la Estampas de El Universal, diciéndome: "¿Te suena conocida esta historia?", y me mostraba la segunda de tres historias presentadas bajo el título "Valientes más allá del escenario". Se trata de Daniela Bascopé, una actriz venezolana (no la conocía):

Daniela, puro coraje


"La valentía es la voluntad para enfrentar situaciones extremas, a pesar del miedo que puedas sentir para seguir adelante. Valentía es fortaleza interior"
A Daniela Bascopé le cambió el mundo en enero del año pasado, cuando estando hospitalizada por una afección grave, le dieron una noticia aún más dura: tenía cáncer. Irónicamente, en dos ocasiones había interpretado como actriz a mujeres que padecían la enfermedad, pero nunca pensó que el papel más importante lo haría en su propia vida.
A los 25 años de edad y con una carrera artística en ascenso, Bascopé tuvo que cambiar de un día para otro los estudios de televisión por las salas de quimioterapia y el quirófano de un hospital. Cuatro meses después de haber salido airosa de un trasplante de médula, dice que la cruzada personal que vivió junto a su familia sacó lo mejor de ella misma, aunque nunca lo pidió. "Después de todo esto, creo que sí soy valiente, no sé si por mérito propio o porque la vida me lo impuso. Igual que sucede con los hombres que van a la guerra, a mí no me quedó más opción que luchar o morir".
Y eso es lo que es Daniela, una luchadora. Aunque aclara que no es una experta en cáncer, cuando habla de lo que ha vivido, lo hace con tanta contundencia que de inmediato su testimonio se convierte en guía y estímulo para quien atraviese cualquier adversidad y demuestra una vez más que cáncer y muerte no son sinónimos.
¿Crees que tu fuerza interior fue determinante para enfrentar
lo que viviste?

"Cuando estás en una situación extrema surge dentro de ti un instinto de supervivencia, algo te sale naturalmente y se convierte en el impulso para seguir adelante. No sé qué fue lo que pasó dentro de mí, pero en el momento en que recibí la noticia sentí una paz interior y la seguridad de que iba a salir de esto. Durante el proceso tuve altibajos y depresiones, pero yo tenía la convicción de que iba a ser una etapa y de que lo iba a contar".
De hecho, Daniela convirtió el cáncer en una prueba para crecer. "Cualquier tragedia o pérdida familiar se torna, inclusive, más poderosa que un triunfo, porque te ofrece más oportunidades para evolucionar como ser humano En medio de la adversidad, traté de sacarle provecho a mi enfermedad, ver qué mensajes me enviaba, qué cosas me quitaba y cuáles tenía que valorar más".
¿Qué valora más hoy día?
"Compartir con mi familia. No tienes idea de lo importante que es tener el apoyo de tus seres queridos, porque si yo fui una persona valiente es porque tuve a mi lado a una familia valiente. También valoro las cosas más sencillas de la vida: respirar, comer, caminar de un lado a otro y hasta poder hacer ejercicios en el parque del este".
La experiencia también hizo entender a Bascopé la vulnerabilidad humana y la enseñó a apreciar la vida con otros ojos. "Me hice más consciente de que la muerte existe, que no es una cosa lejana o que no me va a ocurrir. Y al tener eso presente, empecé a pensar más en lo que realmente vale la pena y a lo que de ahora en adelante le pondré más energía".
¿Crees que ahora estás viviendo un día a la vez?
"Por supuesto que sí. Y entender eso también te hace valiente. Venía con una vida muy vertiginosa, quería hacerlo todo al mismo tiempo: actuar, dirigir, postproducir y estudiar, y uno de los mensajes que me dio la vida es que hay que tomarse las cosas con más pausa; por más que uno se afane, va a dar tiempo de lo que haya tiempo".
¿Qué le dices a las personas que, como tú, están atravesando una enfermedad?
"Lo peor que puede hacer una persona es caer en el drama. Esto no quiere decir que uno no pueda llorar o decaerse, pero hay que dejar de victimizarse y hay que verse todo el tiempo fuerte, porque lo más fácil es autocompadecerse, y créeme: eso no ayuda".

Servir de ejemplo
Daniela quiere cerrar este ciclo de su vida con la edición de un libro. "Se llama Vivir T. Creo que puedo ayudar a muchos con él". Además, quiere prestar su imagen para trabajar en la prevención del Linfoma de Hodking. Por ahora, mantiene activa una fundación, cuyo correo es bascope-daniela@yahoo.com.


http://www.eluniversal.com/estampas/encuentros.shtml

9 comentarios:

  1. excelente articulo ¿se anima el Yorch a compartir aca algo de su experiencia para los lectores?

    ResponderEliminar
  2. Hola ale, Feliz reyes atrasado ji ji ! realmente me gusto el articulo y sabes ? es maravilloso ver que se aprende de todas las pruebas que se nos ponen y que depende de nosotros mismos el curso de las cosas, simple y complejo a la vez pensamiento positivo y valentia para enfrentar es la clave.

    Bueno te cuento que a Carmen le han atrasado un ciclo porque llegaba justo con su laboratorio y su Doc. prefirio que pase las fiestas tranquila. Pero ella esta muy bien.

    Les mando un beso para todos nos vemos claus

    ResponderEliminar
  3. Tibu:

    Bien bueno el artículo, ¿verdad?, y por lo que ella dice, lo que tuvo fue linfoma de Hodgkin, lo mismo que el Yorch. Le di tu mensaje, de si se animaba a echar su cuento, me dijo que sí, pero cuando empezó su quimioterapia yo le sugerí llevar un blog con su experiencia, y también me dijo que sí, aunque nunca lo hizo. En aquel entonces no imaginaba que sería yo quien tendría el mío...

    ResponderEliminar
  4. Hola, Claus

    ¡Feliz año y Reyes! ¿Cómo lo pasaste? Para nosotros es raro imaginar celebrar navidades en verano. Aunque no tenemos un verdadero invierno, siempre es la época más fresca del año.

    Me alegra saber que Carmen sigue bien, y que la suspensión de su ciclo es por razones prácticas y no por ningún malestar.

    Un fuerte abrazo para las dos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ales, la pase muy bien estas fiestas, al año nuevo lo recibi de manera muy particular con mucha energia, Fue frente al rio con mucha gente y muchos juegos artificiales, Carmen lo recibio en el campo junto a su familia y animalitos.

    Aca los dias son de mucha calor e incluso por momentos llega a ser algo pesado, porque hay mucha humedad.... con pileta se sobrelleva un poco je je je

    bueno besos y cariños para todos!!!! claus

    ResponderEliminar
  6. Ilustre Gran Gu!
    Te debo el abrazo de Feliz Año. La cuaima amanecio con un gripon y decidi quedarme con ella.
    saludos!
    ¿que tal la clase hoy? ¿mucho oxido?

    ResponderEliminar
  7. Hola, Tibu

    Pues nos debemos ese abrazo: yo tampoco fui al Chi-kung. Ese mismo sábado 12 nos fuimos a Barquisimeto para estar el lunes en la procesión de la Divina Pastora. Fue una bonita experiencia, de la que subiré más tarde algunas fotos y comentarios.

    Un abrazo,
    El Gran Gu

    ResponderEliminar
  8. seguiremos en deuda, porque hoy si fui yo, y tu echaste carro

    ResponderEliminar
  9. Es verdad, Tibu

    Cuando nos íbamos a levantar para prepararnos, estaba lloviendo por aquí, y eso bastó para que arrugáramos.

    Nos vemos el sábado...

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro