miércoles, 15 de diciembre de 2010

Una merecida tregua...

En este duro fin de año para Venezuela, con las tragedias provocadas por las lluvias que parecían no terminar nunca, con la fuerte confrontación política en torno a las últimas y apresuradas actuaciones de la Asamblea Nacional ya al final de su período, Héctor Torres escribe en Prodavinci unas sabrosas mini-crónicas de Caracas, llenas de una sensibilidad que logra captar aspectos profundamente humanos de momentos vividos en la calle y que escapan a la mayoría, destacando que "ya es como tiempo de darse una necesaria y merecida tregua". De ellas, transcribo la que más me gustó:
Las tres gracias
Obra del artista chileno Sergio Vergara
Tres chicas van bajando hacia la avenida. Simples, sin mayor gracia, no se puede decir que acaparen las miradas masculinas con las que se cruzan. Alegría sí tienen. Y ganas de hacerse de su espacio propio sobre la tierra. Ríen y cuchichean las tres a la vez. Llegan a la esquina. El ciego que vende tarjetas telefónicas las oye pasar y comenta:

¡Qué hermoso canto el de esas muñequitas! ¡Es para enamorarse de las tres!

Los hombres que están alrededor voltean a mirarlo, incrédulos, escépticos, desdeñosos.

Sólo uno de los presentes cierra los ojos y agarra en el aire los restos de la música que se va alejando. Tras unos segundos, siente felicidad y siente también vergüenza de que la vista le entorpezca ver realmente la belleza.

http://prodavinci.com/2010/12/10/una-necesaria-y-merecida-tregua

1 comentario:

  1. Hola queridos amigos, Alejandro, Carmen, Maika, José, Vincenza, Jorge Core, “Sol y nubes” y a cuantos seguidores pueda tener este blog de Alejandro Vasquez.

    Quisiera desearos mucha felicidad para estos días que se acercan con motivo de la Navidad, y que el nuevo año 2011 os traiga tanta salud, prosperidad y bienestar como gotas de agua caben en el océano.

    FELIZ NAVIDAD!!!

    Bernardino.

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro