miércoles, 18 de abril de 2012

Claus en Caracas

Hace ya casi un mes estuvo en Caracas Claus, nuestra querida amiga argentina, a quien conocimos a través de este blog. Una amiga suya muy querida pasó también por un cáncer de colon, y quimioterapia -Folfox 4- y buscando información para apoyarla, Claus cayó aquí, y comenzamos a escribirnos. En ocasión de nuestro paso por Buenos Aires en 2008 la conocimos personalmente y disfrutamos con ella de una maravillosa noche de tangos en Esquina Homero Manzi. El espectáculo comenzó -imagino que siempre es así- con Sur, el famoso tango de Manzi, cuyo primer verso reza: San Juan y Boedo antiguo y todo el cielo... y se refiere justamente a ese punto de la ciudad: Esquina Homero Manzi está en el cruce de las avenidas San Juan y Boedo. Había comentado nuestro encuentro aquí:
http://avasquezd.blogspot.com/2008/06/recientemente-estuvimos-viajando-carmen.html

Hace algunos meses me anunció Claus que vendría a Venezuela a la boda de una amiga que se celebraría en un cayo del Parque Nacional Morrocoy, un punto muy bello de nuestra geografía, y que pasaría, naturalmente, por Caracas. Vino con un grupo de amigos: tres hermanas, primas de la novia, el esposo de una de ellas, y la hija de otra. Muy alegres y simpáticos todos. Carmen y yo les hicimos de guías en un día de paseo por Caracas: Ciudad Universitaria (allí tuvimos una visita guiada muy interesante que nos concertó mi hermana Ileana, que trabaja en COPRED, dependencia que se ocupa de la preservación y el mantenimiento de la UCV); centro de la ciudad: Plaza Bolívar y sus alrededores: Casa Natal del Libertador, Consejo Municipal... Hicieron algunas compras por esos lados, y en la tarde le dimos un vistazo a la Plaza Altamira, al salir del metro, y paseamos un rato por los jardines del Centro de Arte La Estancia.

En la Plaza Las Tres GraciasVisitando la Ciudad
Universitaria de Caracas
En la Plaza BolívarCon Claus, en la
Casa Natal del Libertador

De regreso a nuestra casa, Claus quiso preparar unas pizzas, y en las siguientes fotos puede verse con las manos en la masa:

AmasandoArmando una con palmitos

Al día siguiente, salieron muy temprano hacia Chichiriviche, donde se celebraría la boda.



Me costó mucho decidirme a escribir esta entrada, porque la noche de la boda no fue todo lo maravillosa que hubiesen querido los novios, así como todos sus amigos y familiares. Esa noche, poco después de celebrada la ceremonia, que tuvo que ser en la posada y no en el cayo porque estuvo lloviendo todo el día, sufrieron un intento de asalto, frustrado por unos guardias armados que habían sido contratados para protección de los invitados. Afortunadamente, no pudieron robarles nada, ni nadie salió lastimado (sólo uno de los ladrones, que se cayó de un techo), pero pasaron un gran susto, y tuvieron que mudarse de posada por el temor de que pudiera repetirse.

Lamentamos mucho, Claus, que se hayan llevado ese mal recuerdo de Venezuela. Cuando vuelvas haremos todo lo que esté a nuestro alcance para borrarlo.

5 comentarios:

  1. Hola Ale,
    Estaba de lo más contenta leyendo la visita de tu amiga Claudia, y envidiando esa visita guiada que les planificó Ile por la UUUCV, hasta que llegué al final y me conseguí con ese triste párrafo. Que susto tan grande. No puedo imaginar lo triste que debe ser una boda con semejante evento. Me alegra saber que todos salieron ilesos, y que no pasó de ser un susto. A Claudia, le voy a pedir, muy respetuosamente, dos cosas: 1- que recuerde la Venezuela bonita de playas bellas y gente simpaticona, y 2-, que se haga eco de la tanta gente que ha sido terriblemente afectada por la inseguridad, y aunque sea de voz en voz se haga saber que en Venezuela la inseguridad es algo más que una sensación.
    Un beso grande Ale,
    Valeria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo imagino, querida Valeria. Nosotros estuvimos sumamente preocupados hasta que Claus nos aclaró que fue más el susto que otra cosa.

      Ella podrá recordar también las cachapas con queso de mano, y la chicha que todavía venden al pie del reloj de la UCV (parte, ésta última, de la visita guiada, je je).

      Un gran abrazo

      Eliminar
    2. ...después de que pasó nuestra preocupación, nos quedó el bochorno de que hayan tenido que pasar por esa experiencia estando de visita en nuestro país.

      Eliminar
  2. Hola Gran Gu, hace tiempo que no escribo en el blog, pero hoy deseo hacerlo de todo corazon, para agradecerte mucho tus palabras y tu mencion, sinceramente el susto fue bastante pero no empaño ni un poquito los hermosos momentos que pasamos con ustedes, en tu guia, los lugares preciosos, nos sentimos muy cuidados por ti y Carmen. Hermosas personas hemos conocido tambien como tu hermana y los guias de la universidad, Jorge el chofer del taxi, y su compañero que no recuerdo el nombre. que nos pasaron a buscar por Maiquetia....Comimos bien rico y rodeado de lo mas imprescindible que es el Amor. Recibi mucho mucho amor y contacto a traves del abrazo constante, de la mirada tranquila con una sonrisa complaciente. Todo lindo, los paisajes unicos,gracias Ales y Carmencita.
    En chichiriviche tuve la oportunidad una tarde de conocer Cayo Sal que es muy lindo y lo disfrute.
    El evento quedo en eso. como un mal trago que paso. Lamento mucho que ustedes esten tambien expuestos a la inseguridad de su pais, Dios me los proteja siempre.
    Te cuento que en el avion de regreso conoci a una niña de 24 añitos llamada Marly, que viajaba por primera vez a Buenos Aires, por supuesto que tambien le di mis cuidados para que pueda tener un buen recuerdo, porque aca tambien la inseguridad es un tema preocupante y doloroso.Ella hace unos dias cumplio años y lo fue a festejar a Chichiriviche y saco fotos para mostrarme los lugares que no pude recorrer y demostrar que no todo es feito y que tambien alli se lo puede pasar bello. Asi que vi fotos muy lindas del lugar y le agradeci a Dios por permitirme conocer a seres humanos tan buenos y generosos.
    Vale no te preocupes tengo un buen recuerdo y me hago eco de la inseguridad y ojala esta realidad cambie para mejor. Amen.
    Bueno besitos y hasta siempre. los quiero mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Claus, por tus palabras. Nos tranquiliza saber que no todo es negativo en tus recuerdos de Venezuela, pese al susto que pasaste con tus amigos en Chichiriviche.

      Un gran abrazo. Voz sabés que también te queremos mucho,
      Alejandro

      Eliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro