sábado, 9 de enero de 2010

Julie and Julia / Cine y gastronomía

Antes que terminara el 2009 vimos en el cine la deliciosa película (no le cabe mejor otro adjetivo) "Julie and Julia" (http://www.lahiguera.net/cinemania/pelicula/3696/sinopsis.php): ¡Nos encantó! De una vez la inclui en mi lista de películas "que rinden homenaje a la buena mesa y al placer compartido" y que ya mencioné en un post anterior.

Es una muy ingeniosa película que establece un contrapunto entre la vida en Francia de Julia Child, la cocinera estadounidense que "enseñó a comer y a cocinar" a sus compatriotas, y la de la contemporánea Julie Powell, amante de la cocina quien sintiéndose frustrada en su vida, en un trabajo que no le satisface, se plantea un buen día hacer en 365 días todas las recetas del libro de cocina francesa de la Child (Mastering the art of french cooking), y documentarlo todo en un blog. Éste es el blog (The Julie/Julia Project), pues Julie Powell es una persona real:
http://blogs.salon.com/0001399/2002/08/25.html

A aquella lista debo agregar también "Un toque de canela" (Politiki kouzina, de Tassos Boulmetis), de la que recuerdo todavía los aromas de las especias en la tienda del abuelo en Estambul), "Chocolat", de Lasse Hälstrom, y "Entre copas" (Sideways de Alexander Payne). Estos tres últimos enlaces los llevarán a un interesante blog que acabo de descubrir "Cine y gastronomía".

15 comentarios:

  1. Hola Alejandro soy Bernardino, la verdad es que no tenia costumbre de entrar en el blog y hoy al ir a contestarte directamente a tu email, antes he entrado en el blog y he visto que tanto Carmen como José Ortiz son asiduos visitantes, por este motivo he decido contactar contigo a través de éste y de esta forma poder estar todos en contacto ya que con Carmen sí que he tenido contactos, pero con José Ortiz no he podido comunicarme con él por no tener ninguna dirección de correo.

    Respondiendo a tu última, sigo con atención las noticias de tú país y espero y deseo que la situación se estabilice y que tanto a tu esposa Carmen como a ti mismo os afecte en la menor medida y que podáis viajar por estos mundos, me gustaría mucho que el próximo viaje sea a España y poder reunirnos y conocernos personalmente.

    Por la parte que me toca en cuanto al tema que ya conoces de la famosa rotura del ascensor, por fin se ha arreglado y no tengo que subir los siete pisos a patita, a partir de ahora y siguiendo tus consejos me he puesto a caminar a pesar de las molestias que tengo en los pies ya que visto que no mejoran he decidido caminar sea como sea, ahora mismo y en cuanto acabe de escribir estas letras voy a patear Palma durante una hora.

    Espero que Carmen de Madrid este mas animada que en las pasadas navidades y en cuanto a José Ortiz pues nada mas que darle ánimos y mas ánimos que la vida es bella y hay que saborearla y vivirla con mucha intensidad dejando fuera de nuestra mente malos augurios que estos ya de por sí vienen solos.

    En cuanto a Carmen, tu esposa dime como tiene sus orquídeas y demás plantas, me imagino que maravillosas, mis macetillas ahora en pleno invierno no están demasiado bonitas, pero en breve estará aquí de nuevo la primavera y volverán a dar colorido y alegría a mi terraza.

    Bueno sin mas, un saludo muy afectuoso para tu esposa Carmen y como no para José Ortiz y Carmen de Madrid

    Bernardino.

    ResponderEliminar
  2. Hola a todos,
    Leyendo a Bernardino, me he animado a escribir, aunque tengo el ánimo bajito.
    Despues de pasar la operación, quimio, revisión, todo bien,(demasiado bien, diría yo), he entrado en un pequeño bache que me dura desde Navidades y a medida que pasan los meses y tengo que hacer las revisiones me pongo peor.

    Me encanta leeros y me alegra mucho
    ver que estáis estupendos, yo sigo con el problema de los pies y llevo muy mal no estar como antes, algunas veces pierdo algo el equilibrio y me pone de muy mal humor.
    Pienso que es temporal y que a medida que pase el tiempo mejorará mi ánimo.
    Un gran abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  3. Que tal, como estáis todos.

    Acabo de entrar en el bolg y me he dado cuenta de que Carmen ha contestado, y dice que esta algo baja de moral por lo que me dispongo enseguida a contestarte Carmen.

    Mira, dices según tus palabras que, Después de pasar la operación, quimio, revisión, todo bien,(demasiado bien, diría yo), y has entrado en un pequeño bache; pero como puede pasarte esto Carmen, si somos unos afortunados, esta es la mejor noticia que nos pueden dar, todo bien,(demasiado bien) después de haber pasado y debemos de tener casi olvidado que hemos sido victimas de un cáncer al que tenemos de tener controlado pero sin perturbación, sin espanto, ni miedo.

    En mi caso, y después de haber pasado por lo mismo que has pasado tanto tú como Alejandro como José, me he dado cuenta de que manera he infravalorado muchas de las cosas insignificantes de la vida cotidiana pero que ahora son de un gran valor y a veces disfruto simplemente de una salida ó puesta de sol ó de un paseo por un parque ó por la misma ciudad, ó de cualquier tontería que puedas imaginar y doy gracias a Dios porque ha valido la pena pasar por un operación, quimio, revisiones y todo lo demás ya que gracias a todos estos dispositivos podemos seguir disfrutando de la vida.

    Yo también continuo con el mismo problema de los pies y también pierdo el equilibrio, pero afortunado soy de que aunque con molestias puedo pasear y no tropiezo caminando, a pesar de que como he dicho anteriormente no tengo un buen control de equilibrio, pero mira Carmen si estos síntomas que nos han quedado después de la quimio es lo mínimo que nos podía pasar; por lo menos yo, el día que me informó el doctor que padecía un tumor cancerigeno, grande y malo, en este momento hubiera firmado con los ojos cerrados que lo peor que podía padecer es por lo que estamos pasando tú y yo, molestias en los pies.

    Por cierto Alejandro, te he hecho caso y aún con las dificultades de pies para caminar, he decidido convivir con las molestias y hago marcha todos los días que mi trabajo me lo permite.

    Así pues, la vida es bella y hay que vivirla y disfrutarla cada minuto de nuestra vida. Por cierto Carmen he comprado el libro que recomendaste a José y a Alejandro “Anticancer” de Daniel Servan, acabo de empezar a leerlo y me parece muy interesante, muchas gracias por la información del libro en cuestión.

    Carmen, se fuerte y no caigas en el desaliento que el bicho este no nos vencerá.

    Un saludo para José Ortiz y un fuerte abrazo para Alejandro.

    Bernardino.

    ResponderEliminar
  4. ¡Bien dicho, Bernardino! ¡Tenemos muchas razones para disfrutar de la vida que el cáncer no logró arrebatarnos! Fuimos afortunados de que nos encontraran esos tumores a tiempo, y las molestias que podamos tener ya irán pasando, y si no, ¡morir sí que hubiese sido una gran molestia!, ¿no crees, Carmen?

    Entiendo que a veces el ánimo pueda decaer algo, pero ¡no hay que dejarlo! Recuerda que un estado de ánimo positivo ayuda a nuestro cuerpo a defenderse más eficientemente de cualquier enfermedad. Parece algo mágico, pero no lo es: ya leíste el Anticáncer, y sabes que nuestras células realmente responden a nuestros pensamientos.

    Mientras escribo, recuerdo un libro que comenté hace tiempo en el blog: Sanar es un viaje de Carl Simonton. En él propone un "plan de dos años para sanar", que consta de 6 áreas; la primera de ellas es "Juego", entendiéndose como Cualquier actividad que produzca un sentimiento de alegría o a la que puedas considerar «divertida», y recomienda hacer una lista de actividades que te produzcan placer. Recuerdo que a Carmen (mi esposa, que no estaba enferma, pero sí lidiando con dos seres queridos que lo estaban, Jorge nuestro hijo y yo) le ayudó mucho en aquella época el cuidado de sus orquídeas, pues esa actividad le permitía abstraerse de los problemas y le llevaba a un estado casi meditativo. De no haber logrado eso es posible que también hubiese enfermedo con tanta presión como tenía encima.

    Aquí va el enlace al post en el que hablo del área Juegos del plan de Simonton.

    En este otro enlace encontrarás otros posts sobre el libro.

    Un gran abrazo, ¡y a subir ese ánimo!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Bernardino

    ¡Gracias por escribir, y por adelantárteme respondiendo a nuestra querida Carmen, que ya ves que te contestó enseguida!

    La situación en Venezuela sigue viéndose bastante fea, con frecuentes expropiaciones de empresas por la voluntad del presidente. Como hay elecciones legislativas en septiembre, ya está en campaña y redobla entonces su agresividad hacia la oposición en sus apariciones públicas y cadenas de radio y televisión que son cada vez más frecuentes. En cuanto a nuestro próximo viaje, seguro que no podrá ser este año, tristemente.

    En cuanto a tus caminatas, me alegra saber que por fin te decidiste, pero no exageres tampoco, ¿eh? Unos cuarenta minutos 4 veces por semana ya es bastante. Deseo que termine por hacérsete un hábito.

    Las orquídeas siguen hermosas, aunque un par de ellas sufrieron algo por nuestra larga ausencia. Una señora venía dos veces por semana y las regaba, pero no todas estaban tan bien a nuestro regreso, faltaban la mano y los cariños de la madre, je je.

    Un gran abrazo, y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno.....
    Que alegría me habéis dado contestándome tan pronto, me habéis emocionado.

    La verdad es soy muy alegre y estoy todo el rato intentando infundir en mis amigos todo lo que aprendo en los libros, charlas y seminarios a los que acudo con una amiga que está en mi misma onda y aprendo mucho de ella. Ahora mismo su hermana me está dando unas sesiones de reflexología podal para el problema de los pies, llevo pocas sesiones, ya os contaré como me va. Tambien me hace
    unos frasquitos con flores de Bach
    (no se si ias conecéis) son unos elixires para equilibrar las emociones y los sentimientos y a partir de ahí curar el cuerpo.

    El problema que tengo, es que no me siento enferma, a veces se me olvida lo que ha pasado, como si lo hubiera soñado y cuando me preguntan como me encuentro, me extraña la pregunta porque no me siento aludida y.... de repente aterrizo y siento el problema de los pies, no tengo la agilidad que tenía antes, mi cuerpo ha cambiado y mis hábitos intestinales tambien, entonces tomo concencia de la realidad y me desplomo.
    Las revisiones lo agravan, porque lo revivo otra vez.

    Vaya charla que os estoy dando, perdonad..... pero necesitaba contarlo, ahora me siento mejor.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Carmen

    Me alegra que te sientas mejor, después de eso que nos has contado.

    Dices que tu problema es que no te sientes enferma, ¡eso no es un problema!, no sentirse enfermo está muy bien, pues tú no estás enferma, y debes actuar haciendo lo necesario (todo lo que ya sabes, lo que nos enseñan David Servan-Schreiber, y otros) para no enfermar. ¿Recuerdas lo de lograr ubicarnos en el extremo "bueno" de la curva de probabilidades? Pues de eso se trata, de vivir sana e inteligentemente para disfrutar muchos años más de una vida buena y feliz.

    Al final dices: "aterrizo y siento el problema de los pies"... ¿quiere decir que cuando te olvidas de ellos no te molestan? pues entonces tienes que hacer cosas que te gusten y que te impidan pensar en ellos, ¿no crees?

    Es normal que se sienta alguna aprensión cuando se acercan las revisiones y los controles médicos, pero si los resultados son buenos, ¿por qué esperar lo malo cuando nos preparamos para ellos? Pensemos que volverán a ser buenos. No se trata tampoco de engañarnos: creer que basta con pensar positivamente para que el cáncer no reaparezca es una tontería, pero saber que estamos haciendo lo posible para evitarlo, con buenos hábitos alimenticios, ejercicio, actividades placenteras, evitando el stress, nos ayudará a tener la confianza de que es menos probable que vuelva, pues ahora vivimos más sanamente que antes de la operación y la quimioterapia. Y además, lo importante es vivir en el ahora, el momento presente y disfrutarlo plenamente.

    Estuve buscando en el blog algunas frases que recuerdo que están allí sobre el miedo, y encontré este párrafo de Lance Armstrong, de su libro "Mi vuelta a la vida": Es un hecho que los niños que padecen cáncer tienen un porcentaje de curaciones muy superior al de los adultos, y me pregunto si el motivo será su valentía natural, inconsciente. A veces los niños pequeños parecen más capacitados para superar el cáncer que los adultos. Son personajes pequeñitos pero muy decididos, y no hay que darles grandes charlas preparatorias, pero los adultos saben demasiado sobre el fracaso y son más cínicos, más resignados y más temerosos. Los niños dicen: «Quiero jugar. Así que pónganme bueno pronto». Creo que esa es la actitud que tenemos que buscar.

    Un gran abrazo,
    Alejandro

    P.S.: a Carmen le encantó la orquídea que le mandaste.

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas y un fuerte abrazo a todos

    Carmen yo estoy parecido a ti, es decir las pruebas salen bien pero la felicidad solo me dura el dia que me lo comunican, al siguiente ando ya de capa caida.

    La neuropatia periferica pues sigo con ellas la verdad que ya casi ni me molesta, los dolores de estomago y molestias son desde el primer dia de la operacion que mañana 21 de febrero hago 26 meses.

    Para mi el problema radica, vamos a ver, e logrado cambiar mis habitos, no fumo, no bebo practicamente no como carnes, mucha fruta y productos integrales, el problema es aprender a vivir a tres meses como lo digo yo,.... y es dificil, todo el mundo habla a diario frases como, el año que viene, la semana santa.... el verano que viene en diez años etc etc y yo soy consciente que mi vida se puede tornar otra vez en tres meses, en una revision.

    Eso es lo que todavia no llevo bien, praticamente me despierto pensando en el cancer y me acuesto pensando en el, es curioso que lo que me pudo quitar la vida es ahora mi vida¡¡¡

    un enorme abrazo

    JOSE ORTIZ
    jortsua@yahoo.es
    tambien en facebook

    un fuerte abrazo Alejandro, un saludo y abrazo para Bernardino y otro para la señora Carmen,

    p.d. no me gusta oir en la tele eso que siempre dicen "el 90 por ciento se cura si se coge a tiempo etc etc"
    el mio no se cogio a tiempo era ya un t3n2m0, tambien podian darnos animos a los que nos lo cogieron localmente avanzado

    ResponderEliminar
  9. Que tal Carmen..!
    Y que bien que el “rapapolvo” que te dimos el otro día al decir que “te encontrabas baja de moral por tener que pasar revisiones”, haya servido para que te sintieras mejor. Como muy bien dice Alejandro “ lo importante es vivir en el ahora, el momento presente y disfrutarlo plenamente “ .
    Lo dicho por Alejandro esta muy acertado diciendo que cuando tienes la mente y el cuerpo ocupado en cosas placenteras te olvidas de las molestias que te causan los pies, por lo menos éste es mi caso tengo muchas actividades y tan solo cuando tengo un momento de relajación es cuando noto mas molestias, por ejemplo cuando estuvimos de viaje a Lisboa, caminamos lo indecible, pues bien yo no notaba mas molestias de las que pudiera tener cualquier otra persona en las mismas circunstancias. Ahora mismo sábado por la noche y después de escribir estas líneas salimos a cenar y a bailar un ratito, seguro que no me molestaran los pies, en cambio ahora que acabo de calzarme me molestan los zapatos.
    Así pues Carmen, esta muy bien eso de salir con tus amistades a conferencias u otras actividades, relaciónate y sal cuanto mas puedas y verás como con el tiempo las molestias que tienes se desvanecerán, y no será porque se hayan ido, si no que no te acordaras tanto de ellas, en cuanto a las sesiones de reflexoterapia y los elixires con flores de Bach ya nos contaras como te van.

    Bueno os tengo que dejar que ya están por mi y os contaré como ha ido esta noche de bailoteo.
    Saludos y muchos ánimos a todos desde Mallorca
    Bernardino

    ResponderEliminar
  10. Hola José,
    No soy quien para dar lecciones a los demás, pero si puedo hablar de mi propia experiencia, que para eso sí estoy capacitado.
    Yo padezco de lo mismo que tú, es decir llana y claramente un cáncer, según el doctor que me lo diagnosticó, considerado como grande y malo, extirpado y tratado posteriormente con quimio.
    Como dije en una anterior en el momento que me lo comunicaron, se me vino el mundo encima, pero inmediatamente y contra todo pronostico mi mente se puso en línea de combate y me propuse hacerle frente para que el mal bicho este no me vencería y de ello ahora mismo estoy convencido que así será.
    Que quiero decir, pues sencillamente y estando de acuerdo con lo que comentó en uno de estos Alejandro, la mente y la postura con que se afronta este problema, no lo es todo en la sanación, pero influye muchísimo en la recuperación y si no, por lo menos ayuda en el modo de sentirse bien personalmente ante tal afrenta.
    Para mi muy importante fue desde el primer momento asumir con toda la conciencia que tenia un cáncer, así con todas las letras cáncer, y a partir de ahí luchar contra él con todas mis fuerzas, pero sin decaer ni flaquear, mas bien todo lo contrario, desde entonces parece que me han dado vida y estoy haciendo cantidad e actividades, tanto formativas como de ocio que me distraen y entretienen.
    A mi me pasa todo lo contrario que a ti José ó Carmen, tan solo me preocupan las revisiones cuando debo de saber el resultado, al día siguiente ya me olvido del tema hasta el próximo control y mientras tanto procuro divertirme como un niño pequeño gozando del resto del tiempo hasta la próxima visita, lo cual sé que no me exime de una posible recaída, pero mientras que me quiten lo “bailao”.
    Creo que no debe de preocuparnos el que otros estén hablando de futuro, del año que viene ó del verano siguiente ya que a estos nadie les garantiza que por desgracia no deban de pasar por nuestra situación mucho antes de lo que se imaginan; Mira yo en clave de humor negro a un amigo que tras pasar una de las revisiones, por cierto satisfactoriamente, me preguntó que me había dicho la doctora, le conteste: Me ha dado tres meses de vida. A lo que mi amigo reaccionó sorprendentemente cambiando radicalmente su fisonomía. Seguidamente le aclaré que no era lo que el se imaginaba sino que todo iba bien y me había dado hora para la siguiente visita dentro de tres meses, por lo tanto tenia tres meses de tranquilidad.
    Que quiero decir con este razonar, según mi forma de pensar el problema lo podemos ver según aquello de que la botella esté medio llena ó medio vacía, yo veo que nuestra botella esta medio llena, llena de vida hasta la próxima revisión y hay que disfrutar al máximo exponente de esta gracia que nos han concedido, hay que ser optimistas y no pensar en nada malo, que el mal tiempo sin llamarlo ya viene solo.
    Haciendo una reflexión de toda esta charla que os estoy dando, creo que tanto José como Carmen debéis de asumir en primera persona lo que padecemos y llevarlo de la mejor manera posible y el tiempo y Dios dirá, mientras disfrutar de la vida que repito es muy bella para vivirla apesadumbrado y abatido.
    Animo y a la batalla, que venceremos
    Pd. Por cierto Alejandro, como está Jorge. No se si él lee el blog, en cualquier caso mándale un saludo de mi parte.

    Un fuerte abrazo para todos.
    Bernardino.

    ResponderEliminar
  11. Hola, José

    Me parece terrible lo que dices: "prácticamente me despierto pensando en el cáncer y me acuesto pensando en él...". ¡Así no se puede vivir, amigo! Piensa que la muerte está a la vuelta de la esquina, no sólo para nosotros, sobrevivientes de cáncer, sino para todos y cada uno de los seres vivos. Recuerda que para morir sólo hace falta estar vivo. Quienes hacen planes para el año que viene, la semana santa... el verano que viene, en diez años etc. etc. no saben tampoco si llegarán a esos días para los que planifican. Y tú, que te acuestas y te levantas pensando en el cáncer, no sabes si estás desperdiciando todos los años que te quedan, que pueden ser muchos, ¿quién lo sabe?, con esos pensamientos trágicos. Cualquiera de nosotros puede morir mañana, o vivir 20 años más, y terminar muriendo de cualquier otra cosa distinta del cáncer.

    Te transcribo algo que escribí al respecto el día que terminaba mi quimioterapia en el post "¡Cerrada la rueda!":

    ---------------------------------------

    Algunas reflexiones sobre este final de mi quimioterapia:

    La primera, a propósito de una conversación entre Íñigo Balboa, el joven protegido del Capitán Alatriste y el Moro Gurriato, en la novela Corsarios de Levante, de Arturo Pérez-Reverte.

    - Pero él es sólo un soldado -objeté-. Un guerrero.

    - Un imyahad, sí. Por eso te digo que es sabio. Él mira su espada cada día al abrir los ojos, y la mira cada día antes de cerrarlos... Sabe que morirá y está preparado. ¿Comprendes?... Eso lo hace distinto a otros hombres.


    Algo parecido dice Paulo Coelho sobre el guerrero de la luz: siempre está consciente de que la muerte está detrás de sí, y que bastaría mirar por encima del hombro para verla acechando.

    El estar consciente de que la muerte siempre es una posibilidad -no se trata de que vaya a ocurrir ya- sino saber que puede ser en cualquier momento, hace que apreciemos cada uno de esos instantes, y que procuremos disfrutarlos, y nos hace buscar activamente ocasiones de disfrute, de celebración, de acercamiento a los seres queridos, de placer, pero también de productividad, sin que ésta constituya una obsesión; de ser y sentirnos útiles.

    El enfermo de cáncer -y supongo que el de cualquier otro mal también- tiene que armarse, como Alatriste, pero con conocimiento sobre la enfermedad, con técnicas que le permitan hacer frente a posibles malestares y a eventuales depresiones. Armarse también con nuevos hábitos de vida que reemplacen a los anteriores que hayan resultado negativos, en relación con alimentación, consumo de alcohol, tabaco, sedentarismo/ejercicio, manejo del stress -posiblemente el principal desencadenante del cáncer y de muchas otras enfermedades-, y manejo en general de las emociones y su expresión adecuada y oportuna, es decir, manejo asertivo de las emociones.

    En un tono más festivo, otra frase sobre la muerte, ésta de Woody Allen:
    No me asusta la muerte, pero prefiero no estar allí cuando ocurra.

    ---------------------------------------

    Por último, al final de ese mismo post hay una canción que me mandó el yerno de mi hermano Enrique. Escúchala. Espero que la disfrutes.

    Un gran abrazo,
    Alejandro

    P.S.: Bernardino: Jorge está estupendamente. No creo que sea casual que me preguntes por él justamente el día en que tuvo su control con la oncólogo aquí en Caracas. Lee el nuevo post.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Que bien ¡!
    Poder reunirse de nuevo la familia, sobre todo con unos resultados excelentes, nada mas ver la foto denota que Jorge desborda salud y fortaleza, aquí en España decimos que se parece a un chicharrón del norte.
    Quizás..! intuición ó telepatía, pero pregunté por Jorge sin saber cuando le correspondían sus pruebas y me alegra muchísimo de que los resultados hayan sido satisfactorios.
    Verdad es que, una semana es muy corta para estar juntos otra vez pero si se disfruta con intensidad y alegría seguro que dejará un grato recuerdo y mejor sabor de boca, sobre todo si lo celebráis con tan apetitosos postres; helados, ciruelas de huesito, etc. Recordar lo de ubicarnos en el extremo "bueno" de la curva de probabilidades de David Servan-Schreiber, aunque con una semana no creo que dé para situarse en el otro extremo. Salud Jorge y que disfrutéis.

    Aunque no he terminado de leer el libro Anticancer del Dr. David Servan, si he entrado en la página recomendada por Carmen en la cual se resume el contenido del libro, la verdad es que me ha gustado, gracias Carmen.

    Saludos
    Bernardino

    ResponderEliminar
  13. gracias compañeros, de corazon, tomare nota de todo, y sere mas positivo, ya que soy un sobreviviente de cancer un privilegiado---

    un abrazo

    JOSE M ORTIZ

    ResponderEliminar
  14. Que verdad dices José, “ a veces perdemos demasiado tiempo pensando en el futuro, sin disfrutar el presente”.

    Me ha gustado tanto la letra de esta canción de Joan Manuel Serrat, HOY PUEDE SER UN GRAN DIA, a partir de hoy será mi nueva bandera que enganche para la lucha cotidiana.

    A pesar de que es una canción conocida no me había dado cuenta de la letra y desde luego como dice Carmen, nos viene como anillo al dedo, por lo tanto voy a buscarla en una casa de discos y cada mañana cuando me dirija al trabajo la pondré en el CD del carro para recordar cual es nuestra situación y cuan afortunados somos.

    Alejandro, pues no, no me he dado cuenta de que nos has escrito en versión española, solamente cuando he comprobado la versión venezolana he caído en ello y sus diferencias , si bien es verdad que en España no usamos tanto el Ud, sobre todo entre amigos ó gente de confianza.

    Y es que en un mundo tan globalizado, en mi empresa por ejemplo somos gente de Ecuador, Argentina, Chile, Rumania y España, además también hablamos el Mallorquín, así pues no me resulta extraño las diferentes modalidades del Castellano ó Español de España, con el Castellano de América.

    No obstante es de agradecer el esfuerzo que has realizado al dirigirte en nuestra modalidad vernácula. Yo quería escribir este texto en la variante venezolana y me resulta muy dificultoso, tan solo he metido una palabra, a ver si la encuentras..??

    Gracias otra vez Carmen, Animo José y recuerda que cualquier estrofa de la canción nos puede servir para empezar el día, Alejandro una vez mas gracias por haber sido, y ser una gran ayuda para todos nosotros el excelente trabajo de “MI QUIMIO TERAPIA”

    Bueno chicos os dejo y recordad que hoy puede ser un gran día y mañana también.

    Saludos cordiales,
    Bernardino

    ResponderEliminar
  15. José:

    Espero de verdad que tu ánimo vaya mejorando, aunque estoy seguro de que no es del todo cierto que piensas en cáncer a todas horas: recuerdo tu alegría reciente al recuperar a tu perra y poder pasear nuevamente con ella. Imagino que en esos momentos toda tu atención estaba en ella. Busca llenar tu vida de más momentos así, de disfrute y alegría.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Te invito a enviar un comentario con tus impresiones sobre mi blog, para compartirlos conmigo y con los demás lectores (si los hay).

¡Muchas gracias!
Alejandro